En la Selva
Puma

REINO
Animalia
suborden
Feliformia
FILO
Chordata
familia
Felidae
subfilo
Vertebrata
subfamilia
Felinae
clase
Mammalia
género
Puma
subclase
Theria
especie
P. concolor
infraclase
Placentalia
NOMBRE BINOMIAL
Puma concolor
ORDEN
Carnivora
   
       

Con un cuerpo flexible y musculoso, sentidos agudos, dientes y garras sumamente desarrollados, reflejos rapidísimos y coloración de camuflaje, los felinos son cazadores modelo. De hecho, son los mamíferos carnívoros más especializados.

Es extraordinaria la similitud que existe entre todas las especies; las  diferencias  entre los tigres y los gatos domésticos, por ejemplo, son mínimas.

Los felinos tienen la cara redonda y el hocico relativamente corto (pero con una amplia abertura). La mandíbula inferior es pesada, lo que ayuda a tener una mordida poderosa; los largos caninos sirven para traspasar y agarrar. Los «carniceros», dientes modificados de la quijada, que cortan huesos y tendones, están muy desarrollados.

Poseen cinco dedos en las patas delanteras y 4 en las traseras, y cada dedo tiene una uña curva y retráctil para agarrar a la presa. Las uñas están por lo general retraídas, lo que ayuda a mantenerlas afiladas. Sin embargo, cuando lo necesitan (al trepar, por ejemplo), éstas se proyectan hacia delante, gracias a un mecanismo similar al de una navaja de bolsillo.  Los cojines desnudos de la planta de las patas están rodeados de pelo, proporcionándoles un desplazamiento sigiloso.

Todos los felinos poseen sentidos agudos. Los ojos grandes y orientados hacia el frente, les permiten estimar distancias de forma precisa. Las pupilas se pueden contraer hasta convertirse en una delgada línea o un punto pequeño con luz brillante, que pueden dilatarse ampliamente para tener una excelente visión nocturna. El sentido del olfato también está bien desarrollado, poseen en el paladar un órgano de «gusto-olfato», llamado órgano de Jacobson, que detecta olores sexuales. Las secreciones de las glándulas odoríferas en mejillas y frente, debajo de la cola y entre las uñas, transmiten información como la edad y el sexo.

De mayor tamaño que algunos felinos «grandes», el puma, también llamado pantera o león de montaña, vive en más lugares que cualquier otro mamífero salvaje terrestre del continente Americano, ya que se extiende desde el Yukón, en Canadá, hasta el sur de los Andes patagónicos en América del Sur.

El puma es sorprendentemente adaptable y generalista, por lo que se encuentra en los principales biomas de toda América. Está presente en hábitats que van desde la selva tropical, alta montaña y bosques de coníferas, hasta el desierto.

Al igual que casi todos los felinos, el puma es un animal solitario. Sólo las madres y sus cachorros viven en grupos. Es discreto y crepuscular (es más activo en torno al amanecer y al anochecer).

Es el segundo mayor felino del Nuevo Mundo, después del jaguar, y el cuarto más grande del mundo, junto con el leopardo y después del tigre, el león y el jaguar. Su tamaño es mayor que el del leopardo de las nieves, aunque está más emparentado con los pequeños felinos.

Los pumas son felinos esbeltos y ágiles. La talla adulta de pie es de alrededor de 60 a 80 cm de altura en los hombros. La longitud de los machos adultos es de alrededor de 2,4 m de largo de la nariz a la cola, aunque en general oscila entre 1,5 y 2,75 m. Los machos tienen un peso promedio de entre 53 a 72 kg. En casos poco frecuentes, algunos pueden llegar a pesar más de 120 kg. El peso promedio de las hembras está entre 34 y 48 kg. El tamaño del puma es más pequeño cerca del Ecuador, y mayor en las poblaciones más cercanas a los polos.

La cabeza del puma es redonda y las orejas están erguidas. Posee poderosas patas delanteras, cuello, mandíbula y colmillos que le sirven para atrapar y matar grandes presas. El puma puede ser tan grande como el jaguar, pero menos musculoso y poderoso. Donde las distribuciones se superponen, el número de pumas tiende a ser inferior a la media. A pesar de su tamaño, no es normalmente clasificado entre los grandes felinos porque no puede rugir, ya que carece de la laringe especializada y el hueso hioides del jaguar. Al igual que los gatos domésticos, los pumas vocalizan silbidos agudos, gruñidos, ronroneos, así como gorgojeos. Emite muchos sonidos, incluyendo un espantoso grito parecido al humano durante el cortejo.

La coloración del puma es uniforme (de ahí el nombre latín concolor), pero puede variar mucho entre los individuos e incluso entre hermanos. El pelaje es generalmente dorado, pero puede ser de color gris plateado o rojizo, con ligeros parches en el cuerpo, incluso cerca de las mandíbulas, la barbilla y el cuello. Las crías nacen con ojos azules y anillos en la cola; los cachorros son más pálidos y las manchas permanecen en sus flancos. En contra de algunas afirmaciones, no se ha documentado la existencia de pumas completamente negros. El término «pantera negra» se usa coloquialmente para referirse a algunos individuos de otras especies, en particular jaguares y leopardos.

Los pumas poseen grandes patas; proporcionalmente las mayores patas traseras de la familia de los felinos. Esta característica les permite un gran salto y una gran capacidad de carrera corta. Tienen una excepcional capacidad de salto vertical: se han registrado saltos de hasta 5,4 metros. En saltos horizontales parece que el rango es de 6 a 12 m. El puma puede alcanzar los 72 km/h, pero está mejor adaptado a la carrera corta que a las persecuciones. Es un experto escalador, lo que le permite eludir competidores cánidos. Aunque no está muy asociado con el agua, puede nadar.

El puma come prácticamente cualquier animal que pueda capturar, desde insectos a los grandes ungulados. Los mamíferos pequeños, como ratones, ratas, conejos y liebres, son parte de su dieta principal en muchas áreas, así como también caza, ocasionalmente, ovejas, ganado vacuno joven, alces y otras especies de venado. Prefiere hábitats con vegetación densa durante las horas de acecho, pero puede hacerlo igualmente en zonas abiertas. Rara vez come carroña.

 

En condiciones de viento, el puma es típicamente un depredador de emboscada. Se esconde entre los árboles y en repisas, donde aguarda antes de dar un poderoso salto hacia la parte trasera de su presa y asfixiarla con una mordedura en el cuello. Tiene una columna vertebral flexible que lo ayuda en su técnica de caza.

Se estima, en general, que mata un gran ungulado cada dos semanas. El plazo para las hembras se reduce por la alimentación de los jóvenes, y puede alcanzar la cifra de una muerte cada tres días en la época en la que los cachorros son casi maduros, en torno a 15 los meses. El puma arrastra a su víctima a un lugar de su agrado, lo cubre con pasto y retorna para alimentarse de nuevo al cabo de algunos días. En general se considera que es un recolector de sus desperdicios, por lo que rara vez deja de comer la presa que ha matado.

El puma es territorial y tiene una baja densidad de población. La extensión de su territorio depende de la vegetación y de la abundancia de presas. Aunque es un gran depredador, no siempre es la especie dominante en su área de distribución, como cuando compite con otros depredadores (el lobo gris, por ejemplo). Por lo general evita al hombre. Los ataques a humanos son raros, aunque su frecuencia ha aumentado en los últimos años.

Los nacimientos ocurren principalmente entre febrero y septiembre. Los 2 o 3 cachorros (hasta 6 incluso) manchados, nacen tras un periodo de gestación de 92 días, en una guarida entre las rocas o entre los matorrales. Éstos reciben alimento sólido a partir de las 6-7 semanas, cuando son destetados. Los cachorros de puma nacen ciegos, son completamente dependientes de su madre en un primer momento. A medida que crecen, acompañan a la madre en sus incursiones, en primer lugar a los sitios que ella visita, y a partir de los seis meses, comienzan a cazar pequeñas presas por su cuenta. Las tasas de supervivencia son poco más de uno por camada. Los juveniles dejan a su madre para tratar de establecer su propio territorio en torno a los dos años de edad, en ocasiones antes. Los machos tienden a independizarse más pronto.

Las hembras alcanzan la madurez sexual entre el año y medio y los tres años de edad. Normalmente el promedio de gestación es cada dos o tres años a lo largo de su vida reproductiva, pero este período puede acortarse hasta el año. Las hembras están en celo durante aproximadamente 8 días de un ciclo de 23 días. Las cópulas son breves pero frecuentes.

Sólo las hembras participan en la crianza de los cachorros. Las pumas hembra son feroces protectoras de sus descendientes, y se las ha visto luchar con éxito contra animales mucho más grandes.

El puma fue considerado una fiera peligrosa a partir de la colonización europea de América. Esta consideración y la progresiva ocupación humana de sus hábitats, han hecho que sus poblaciones disminuyan en casi todos los lugares donde históricamente habitaba. En particular, el puma fue extinguido en la parte oriental de América del norte, con excepción del caso aislado de una subpoblación en la Florida. Se cree que este felino podría recolonizar parte de su antiguo territorio oriental.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ha cambiado el estatus del puma de preocupación menor a especie casi amenazada, dejando abierta la posibilidad de que pueda ser catalogado como vulnerable cuando se disponga de más datos sobre su distribución. El puma está regulado en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), lo que hace ilícito el comercio internacional de especímenes o sus partes.

Amenazas a la conservación de la especie incluyen la persecución por considerarlo una amenaza para el ganado, la degradación y fragmentación de su hábitat y el agotamiento de sus presas. Como ocurre con cualquier gran depredador, son fundamentales para la sostenibilidad de sus poblaciones corredores de hábitat y variedad suficiente de áreas.

MOSTRAR ANIMALES DE LA SELVA    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)