En la Selva
Pantera o Leopardo nebuloso

REINO
Animalia
suborden
Feliformia
FILO
Chordata
familia
Felidae
subfilo
Vertebrata
subfamilia
Pantherinae
clase
Mammalia
género
Neofelis
subclase
Theria
especie
N. nebulosa
infraclase
Placentalia
NOMBRE BINOMIAL
Neofelis nebulosa
ORDEN
Carnivora
   
       

La pantera nebulosa o leopardo longibando es una de las dos especies de félidos pertenecientes al género Neofelis.

Habita en bosques tropicales y subtropicales del este de India, sur de China, Birmania, Indochina, Sumatra y Borneo. La subespecie propia de Taiwán es rarísima, y probablemente se encuentra ya extinta debido al impacto de la actividad humana en la isla.

Se puede encontrar por igual en zonas montañosas por encima de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, que en zonas deprimidas y pantanosas, manglares costeros y ocasionalmente en llanuras herbáceas, donde puede estar de paso.

Las subespecies reconocidas son las siguientes:

- Neofelis nebulosa macrosceloides
- Neofelis nebulosa nebulosa
- Neofelis nebulosa brachyurus

Tiene una longitud de 60 a 110 cm y un peso de 11 a 20 kg para las hembras; los machos pueden alcanzar hasta los 65 kg de peso.

De hábitos arborícolas, esta especie es una excelente trepadora, que se mueve ágilmente por las ramas gracias a su larga cola que actúa a modo de balancín. Las «nubes» elípticas irregulares con bordes negros y centro oscuro sobre un fondo tostado, gris o plateado, le dan su nombre (nebulosa) al más pequeño de los grandes felinos, y le permite confundirse entre las hojas. En China se le conoce como «leopardo de la menta», ya que las manchas también recuerdan a las hojas de esta planta.

Este animal cuenta con la rareza de ser el felino con los caninos más largos en relación al resto del cuerpo de cuantos existen actualmente. La arquitectura craneal difiere en varias características de las del resto de felinos, por lo que se clasifica a esta especie en un género específico:  Neofelis.

La información sobre esta especie en extremo esquiva, es escasa, pero se sabe que sus habilidades trepadoras igualan a las de muchos felinos pequeños; camina sigilosamente, evita el peligro, y descansa principalmente en los árboles. La pantera nebulosa rara vez caza en el suelo. Utiliza sus particulares adaptaciones físicas para atrapar a los ágiles animales de los árboles, en especial a los primates como gibones, macacos y monos násicos. También caza roedores y otros pequeños mamíferos, aves, jabalíes, pequeños cérvidos y puercoespines asiáticos. Ocasionalmente se acerca hasta zonas habitadas y roba animales domésticos, particularmente gallinas y otras aves de corral.

Puede saltar de una rama a otra con increíble precisión, desplazarse a lo largo de éstas incluso cabeza abajo, y descender a lo largo de los troncos con la cabeza por delante. Sólo el gato tigre o margay de Sudamérica puede compararse con él en agilidad entre los felinos. Cuando caza animales terrestres, suele hacerlo abalanzándose sobre ellos desde las ramas de un árbol.

El hecho de que la pantera nebulosa sea un animal nocturno, ha dificultado enormemente su estudio en la naturaleza, y todavía se puede decir que esconde muchos interrogantes en su comportamiento.

En 2006, con estudios de ADN un equipo de científicos estadounidenses descubrieron que la pantera nebulosa que habita en las islas de Borneo y Sumatra, Neofelis diardi, constituye una especie de félido completamente nueva. Hasta ahora, este enigmático habitante de la selva ecuatorial, pertenecía a una subespecie del N. nebulosa.

En cuanto a la reproducción, se sabe que tras un periodo de gestación de 85 a 93 días, las hembras dan a luz una camada de 1 a 5 crías. Éstas nacen ciegas y desvalidas, cubiertas de manchas de color negro uniforme. Abren los ojos a los 10 días, y a las 5 semanas ya comienzan a seguir activamente a su madre. Se independizan hacia los 10 meses, aunque no maduran sexualmente hasta los dos años de edad. A partir de entonces, las hembras pueden tener una camada nueva cada año. La esperanza de vida en cautividad es de sólo 17 años, por lo que es de suponer que en libertad viven muy poco tiempo.

Los programas de cría en cautividad han obtenido muy pocos progresos, ya que los machos suelen ser agresivos y atacan (e incluso matan) a las hembras, en lugar de aparearse con ellas. Esto dificulta su conservación y reintroducción en estado salvaje.

El número total de panteras nebulosas en la naturaleza se ignora, ya que resulta imposible hacer un censo (aunque sea aproximado) debido a sus hábitos nocturnos y su preferencia por la selva más impenetrable. Sin embargo, se puede dar por seguro que la especie está en declive debido a la pérdida de su hábitat, fruto de la deforestación masiva causada por el hombre en el sudeste asiático, así como a la caza furtiva, debida, entre otras cosas, a sus supuestas propiedades explotadas por la medicina tradicional china.

El CITES considera que la especie corre serio peligro, por lo que prohíbe expresamente el comercio de estos animales o de partes de su cuerpo, y sólo autoriza su captura si tiene como objetivo la investigación científica. La caza está prohibida en los países de su área de distribución y muchos otros, sobre todo occidentales, prohíben expresamente el comercio de productos relacionados con la pantera nebulosa.

MOSTRAR ANIMALES DE LA SELVA    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)