En la Sabana
Ñu azul

REINO
Animalia
subFAMILIA
Alcelaphinae
FILO
Chordata
GÉNERO
Connochaetes
clase
Mammalia
ESPECIE
C. taurinus
ORDEN
Artiodactyla
NOMBRE BINOMIAL
Connochaetes taurinus
familia
Bovidae
   
       

Los mamíferos ungulados son un grupo con mucho éxito. Su posición como herbívoros terrestres dominantes puede atribuirse, en gran medida, a su velocidad y a su resistencia (son capaces de correr más deprisa que la mayoría de los depredadores), y también al hecho de que están bien equipados para descomponer la celulosa de su dieta vegetal. A pesar de que presentan una gran variedad en cuanto a formas corporales, la mayoría de las especies posee hocico largo, una compleja serie de dientes trituradores y cuerpo en forma de barril.

Estos mamíferos se encuentran principalmente en sabanas abiertas con zonas boscosas y sabanas herbáceas. Su distribución comprende el este y sur de África.

Su habilidad para correr velozmente y atravesar distancias largas se debe, en gran parte, a la estructura de sus extremidades, las cuales están adaptadas para movimientos simples pero poderosos, hacia delante y hacia atrás. Cada una de las extremidades encaja en la pared del cuerpo, y se extiende hacia abajo hasta la articulación de la rodilla o del codo. Bajo esta coyuntura se encuentran el radio y la ulna (en las extremidades delanteras), o la tibia y la fibula (en las extremidades traseras); a continuación, los metapodiales, que son muy alargados (los huesos de la palma de la mano y de los pies en los humanos). Esta extremidad más larga y baja (y un mayor movimiento en la articulación de los hombros), permite dar un tranco más largo, y por lo tanto, alcanzar mayor velocidad. Estos animales también poseen un número reducido de pezuñas, lo que implica menos músculos y tendones y, por ende, una menor demanda de energía, lo que mejora su resistencia. Corren con los dedos de las patas (marcha ungulígrada), que están encapsulados en pezuñas.

Conocido también como «ñu taurino», el ñu azul posee una cabeza inconfundible, grande y con un hocico largo, con cuernos semejantes a los de la vaca, y hombros altos. Es la especie más común y a la vez más conocida de ñu.

Este antílope herbívoro posee un cráneo duro y cuernos curvados hacia dentro de hasta 80 cm de largo en el macho; tiene patas largas y delgadas. Le cuelgan largas barbas del cuello y la garganta.

La copiosa melena negra del macho se extiende desde el cuello hasta los hombros, y algunos pelos caen sobre su frente. El pelaje del cuerpo es de color gris plateado, con tonos marrón que se desvanecen hacia atrás, mientras que la cola es larga y negra con la punta peluda. Presentan unas bandas verticales más oscuras en el cuello, motivo por el que reciben el nombre de «ñu listado». Los ejemplares jóvenes presentan una coloración pardo amarillenta.

Al ñu se le llama «el viejo payaso de la pradera» por su apariencia casi prehistórica. Su parte delantera es similar a la de un buey, mientras que la parte trasera tiene el aspecto de un antílope con la cola de un caballo.

Alcanza una longitud de 1,5-2,4 metros; la cola mide 35-56 centímetros. Su peso oscila entre los 120 y los 275 kg. Las hembras son más pequeñas que los machos y su cornamenta es más fina.

Se alimentan de hierbas, que constituyen hasta el 90% de su dieta. Prefieren las gramíneas, que son hierbas bajas; las cebras se comen las altas y a su paso los ñus se comen las más pequeñas. Pueden pasarse sin beber hasta 5 días. Son mucho más activos durante el día.

La única cría que procrea, nace tras un periodo de gestación de 8-9 meses; bala como un cordero, y su madre, que la protege con fiereza, responde con un mugido similar al de la vaca doméstica. Las crías pesan al nacer 20 kg. Pueden ponerse de pie y empezar a correr entre 3 y 7 minutos después del nacimiento. Los pequeños siguen a sus madres mientras se mueven con el rebaño, condición imprescindible para poder sobrevivir en un entorno hostil, ya que este animal resistente y veloz, es presa habitual de los grandes carnívoros de la sabana.

Los machos forman rebaños de solteros entre 1 y 4 años de edad, que luego tratan de establecer territorios solitarios con reclamos que recuerdan un «ge-nuu», posiciones rituales y embestidas. Sólo los que ganan pueden aparearse. Los machos adultos son muy agresivos y defienden la zona que rodea a sus hembras en las épocas de celo; un macho puede llegar a controlar hasta un centenar de hembras con crías, no obstante, las hembras pueden desplazarse por territorios de otros machos y aparearse con más de uno. Es una especie polígama.

 

Aunque algunos ñus azules permanecen en sus áreas territoriales, la mayoría se agrupa en rebaños grandes y migran cientos de kilómetros cada año, en una travesía que les permite encontrar pastos de temporada. La ruta se puede ver alterada por lluvias inusuales, las que estimulan el crecimiento de pasto en cualquier lugar; cuando cruzan ríos, se vuelven vulnerables a los ataques de cocodrilos. Llegan a recorrer hasta 1.600 km en un año. Suelen ir acompañados de cebras y gacelas, así cuando un depredador se acerca, las cebras y gacelas dan la alarma y huyen.

Durante la noche los ñus yacen en el suelo en hileras, lo que les proporciona la seguridad de permanecer en una manada, al tiempo que la disposición del grupo deja espacio a cada individuo para salir corriendo en caso de emergencia.

Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 16 meses, y los machos a los 24. Se les estima una longevidad de 20 años.

Los principales depredadores de los ñus son los leones, guepardos, hienas manchadas y perros salvajes africanos. Las grandes manadas son víctimas de la depredación con mayor frecuencia que los rebaños más pequeños. Esto se cree esté relacionado con que los individuos de las grandes manadas muestran un comportamiento menos vigilante. Cuando un depredador potencial se identifica, los ñus se agrupan y lanzan fuertes gritos. Las madres suelen defender a sus crías con éxito contra las hienas solitarias o los guepardos.

Fertilizan los pastos que consumen con la orina y las heces, pero son considerados una plaga por los agricultores locales, ya que reducen la abundancia de forraje para el ganado y pueden transmitirle una serie de agentes patógenos.

El ñu azul está clasificado como una especie de «preocupación menor» en la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas. Se encuentran abundante y ampliamente distribuidos, y una parte significativa de su gran población habita en áreas protegidas.

Amenazas potenciales para su supervivencia a largo plazo incluyen la expansión de la civilización y de la agricultura, la reducción de los recursos hídricos, la caza furtiva y las enfermedades que pueden ser transmitidas por el ganado doméstico en las poblaciones locales de ñus.

MOSTRAR ANIMALES DE LA SABANA    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)