En los Ríos, Lagos y Pantanos
Nutria de río norteamericana o Castor canadiense

REINO
Animalia
FAMILIA
Lutrinae
FILO
Chordata
GÉNERO
GénLontra
CLASE
Mammalia
ESPECIE
L. canadensis
ORDEN
Carnivora
nombre binomial
Lontra canadensis
ORDEN
Mustelidae
   
       

La nutria de río norteamericana o castor canadiense, también conocida como «nutria de río del norte», es un mustélido común en las aguas de Norteamérica. Su número de miembros ha descendido consideradamente desde que los europeos colonizaron las Américas.

Esta especie es, probablemente, el miembro más numeroso de la familia de las nutrias; muy similar a la nutria europea, y solitaria, excepto durante la época de apareamiento, cuando chilla, grita y silba.

Habitan en ríos, lagos, pantanos y estuarios costeros, y mantienen territorios de 5 a 25 kilómetros.  Su hogar es una madriguera en la ribera de un río, debajo de una pila de rocas, en alguna espesura de plantas cerca del agua o el escondrijo de otro castor. Las moradas de las nutrias tienen numerosos túneles, uno de los cuales suele permitirles entrar y salir del agua.

Las nutrias de río norteamericanas pueden imaginarse -y en un sentido muy literal- como comadrejas semiacuáticas, pues pertenecen a la misma familia.

Al igual que las martas pescadoras, las martas y los visones, las nutrias de río norteamericanas poseen cuerpos delgados y alargados, extremidades cortas, una cara pequeña, además de un conjunto de adaptaciones para su estilo de vida acuático: un pelaje aceitoso contra el agua, patas palmeadas con fuertes garras y oídos externos pequeños. El pelaje aterciopelado es de color marrón rojizo o grisáceo a negro, el que se vuelve marrón grisáceo o plateado más claro en la parte inferior, mientras que las mejillas y la garganta muestran tintes de color gris amarillento o plateado.

Las nutrias de río saben nadar y bucear, su cola musculosa favorece esta actividad. Pueden permanecer bajo el agua hasta 8 minutos. Pero también se pueden mover bien en la tierra, alcanzando velocidades de desplazamiento de hasta 29 km/h.

Para nadar, estas nutrias se propulsan con sus poderosas colas y flexionan sus alargados cuerpos. Su piel repele el agua, lo que permite que se mantengan secas y calientes. Los orificios nasales y las orejas se cierran cuando están bajo el agua.

Se mantienen activas en invierno, valiéndose de agujeros en el hielo para salir a la superficie a respirar.

La principal presa del castor canadiense son los peces que captura durante el día, aunque no lo hace en áreas donde hay gente, en cuyo caso este animal se vuelve nocturno. También devora en el agua cangrejos, ranas, serpientes, lagartijas e insectos. Ocasionalmente puede capturar, además, algún mamífero acuático, como un topillo de aguas o un pequeño pájaro, como una cría de pato.

La nutria de río tiene una longitud de cabeza-cuerpo de 66 a 107 cm, una longitud de cola de 31 a 46 cm. El peso es de aproximadamente 5-14 kg. Las hembras son más pequeñas que los machos.

La mayoría de los nacimientos se producen entre marzo y abril. De uno a seis jóvenes (promedio dos o tres) nacen en una guarida cerca del agua. Sus ojos se abren después de un mes y son destetados hacia los 3 meses.

Los machos no colaboran en la cría de las nutrias jóvenes. Las hembras se retiran a sus madrigueras subterráneas para dar a luz a la camada. Cuando las crías tienen tan solo unos dos meses de vida, reciben una lección avanzada de natación: su madre las empuja al agua. Las nutrias son nadadoras natas y, con la supervisión de sus mayores, aprenden enseguida.

Se encuentran en la mayor parte de Canadá. Alguna vez habitaron en arroyos, ríos, lagos, pantanos y áreas costeras de Estados Unidos y Canadá. Hoy en día han desaparecido de la parte central y este de los Estados Unidos y están extintas o son raras en Arizona, Colorado, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Nebraska, Nuevo México, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Dakota del Sur, Tennessee, Utah y Virginia Occidental.

La presencia de estas nutrias se ha visto enormemente reducida debido a la pérdida de su hábitat, aunque en algunos sitios son tan numerosas que son cazadas. Además, las nutrias son muy sensibles a la contaminación medioambiental.

Este animal con frecuencia es cazado por su piel. A principios del siglo XIX, la caza acabó con ellos en una buena parte de su área de distribución original. Los pobladores nativos y primeros colonos, además comían su carne. Gran parte de la exploración inicial de América del norte fue impulsada precisamente por la búsqueda de la piel del castor americano.

Esta especie es más abundante que la europea, y su población se estima entre los 10 y 15 millones de ejemplares, aunque originalmente pudo haber habido diez veces esa cantidad de castores en Norteamérica, antes de los días del comercio de pieles. A pesar de este declive, no se considera a la especie en peligro de extinción.

Estos animales continúan siendo atrapados con fines comerciales: cada año se cazan de 20.000 a 30.000 ejemplares para obtener su brillante piel.

MOSTRAR ANIMALES DE LOS RÍOS, LAGOS Y PANTANOS    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)