En los Ríos, Lagos y Pantanos
Basilisco verde

REINO
Animalia
FAMILIA
Corytophanidae
FILO
Chordata
GÉNERO
Basiliscus
CLASE
Sauropsida
ESPECIE
B. plumifrons
ORDEN
Squamata
nombre binomial
Basiliscus plumifrons
subORDEN
Lacertilia
   
       

Según la leyenda, el basilisco era un animal mitológico, fabuloso, con cuernos de serpiente, patas de gallo, alas espinosas y cola en forma de lanza. Era considerado como el rey de las serpientes y se le atribuía la propiedad de matar con la mirada. El basilisco era el resultado de la abominable unión de un gallo con una serpiente de poderes maléficos, la cual ponía un huevo que era custodiado por un sapo…

Si bien el basilisco actual es un reptil más real que el de las leyendas, su graciosa anatomía todavía se parece a la de un pequeño e inofensivo dragón.

El basilisco verde es una especie de lagarto nativo de América latina. En ciertas zonas de México es conocido como «tequereque».

Su hábitat natural abarca desde México a Ecuador, en los bosques tropicales de Panamá, Costa Rica y Nicaragua. Estos lagartos viven en los árboles que bordean pozos, riachuelos y ríos. Eligen las orillas de pequeños ríos o arroyos, donde retozan durante el día, y duermen por la noche sobre los arbustos que tienden sus ramas por encima del agua.

Los lagartos verdes forman parte de la familia de las iguanas. Poseen tres crestas, ubicadas en la cabeza, el lomo y la cola. Las crestas de la cola y del lomo le ayudan a nadar, lo que le sirve para escapar de los depredadores.

Bajo el nombre de «basilisco», se engloban cuatro especies de lagartos que se pueden diferenciar por el color de la piel y la forma de la cresta.

El color base en este animal es verde brillante, más intenso sobre la cabeza, los costados y los apéndices, y está salpicado por manchas verde claro. Distintos tonos verdes recorren el cuerpo del basilisco, incluso algunas rayas parduscas adornan su cola. Ligeros tonos amarillos engalanan su abdomen, ofreciéndole variedad de colorido. Los ojos son amarillos.

Los machos poseen una cresta doble que, al acercarse a la madurez, experimenta un gran desarrollo, lo cual confiere al animal una apariencia señorial. Posee garras estilizadas pero fuertes.

Es un reptil que no crece demasiado, ya que cuando llega a la edad adulta no supera los 60-80 cm, incluyendo la larga cola, que es una de sus características. Pesan unos 200 gramos.

Pueden vivir hasta 10 años en cautividad.

El carácter nervioso y acelerado es un rasgo del carácter de este «dragón». Los basiliscos son algo delicados y no toleran demasiado el contacto con el hombre. Este pequeño saurio es muy asustadizo y ante la menor amenaza, salta de las ramas donde reposa, zambulléndose en el agua para buscar refugio.

 

Estos lagartos, cuando se sienten amenazados, son capaces de saltar desde cualquier árbol y ponerse a esprintar sobre las patas posteriores por la superficie del agua a una velocidad de 1,5 metros por segundo. Para conseguir esto, aparte de la forma de sus pies, despliegan unas franjas de piel que aumentan la envergadura del animal, favoreciendo que se mantenga en el agua. Estos mueven tan rápidamente sus patas contra el agua, que acaban creando una pequeña bolsa de aire bajo sus pies, que evita que se hundan al tiempo que favorece el mantenimiento de la velocidad. Pueden desplazarse de este modo unos 5 metros de distancia. Cuando la gravedad actúa sobre estos, utilizan su excelente técnica de nado para continuar con su huida.

El macho es muy territorial. Tiene la costumbre de mover su cabeza hacia arriba y hacia abajo como señal de advertencia o para atraer a posibles parejas.

Los basiliscos son animales diurnos, por esta razón necesitan acceso diario a los rayos solares para poder asimilar el calcio.

Los basiliscos verdes son omnívoros y se alimentan de insectos, pequeños mamíferos como roedores, e incluso algunas especies más pequeñas de lagartos. Su dieta incluye además frutas y flores. Entre sus predadores más frecuentes se encuentran las aves de presa, las zarigüeyas y las serpientes.

En cautividad, el basilisco parece perder la facultad de cambiar de color entre el día y la noche. No se han observado tales cambios cromáticos en el basilisco verde cautivo, que parece ostentar un vivo verde en todo momento.

Las hembras de esta especie ponen entre 10 y 20 huevos a la vez. Los basiliscos se incuban en huevos casi redondos de unos 2 cm, que pueden ser blancos o pardos, y que la hembra entierra en arena húmeda o tierra cerca de las orillas. La incubación dura de 18 a 30 días (normalmente 20-24) y las diminutas crías, totalmente independientes, son una réplica exacta de los adultos, excepto por la ausencia de crestas.

Tras depositar los huevos, la madre los deja a su propia suerte. Nada más nacer, las crías ya poseen la habilidad de correr en tierra y agua, trepar y nadar.

MOSTRAR ANIMALES DE LOS RÍOS, LAGOS Y PANTANOS    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)