En los Ríos, Lagos y Pantanos
Boto o Delfín rosado

REINO
Animalia
suborden
Odontoceti
FILO
Chordata
superfamilia
Platanistoidea
aubfilo
Vertebrata
familia
Iniidae
clase
Mammalia
género
Inia
superorden
Laurasiatheria
ESPECIE
EspI. geoffrensis
ORDEN
Cetacea
nombre binomial
Inia geoffrensis
       

Las ballenas dentadas u odontocetos, forman un grupo mucho más diverso que las ballenas con barbas, y representan casi el 90% de todos los cetáceos. Este grupo se encuentra compuesto por delfines (los cuales incluyen la orca o ballena asesina), delfines de río, marsopas, ballenas blancas, cachalotes y ballenas picudas.

La mayoría son de tamaño mediano (aunque el cachalote crece hasta 18 metros) y todos poseen dientes en lugar de barbas. En la frente tienen una protuberancia que se conoce como «melón», que está rellena de fluido, y bajo ésta, habitualmente hay un hocico en forma de pico.

El boto, también conocido como «delfín rosado» o «delfín del Amazonas», se extiende a través de los sistemas de los ríos Amazonas y Orinoco (Sudamérica).

Posee un pico largo y delgado y un cuello flexible, que le permiten remover el barro en busca de presas durante cortas zambullidas de 1 a 2 minutos. Como tiene los ojos pequeños y vive en agua turbia, probablemente encuentra su camino y su comida, en especial, a  través de la emisión de impulsos de sonido para ecolocación.

Posee cerdas sensibles al tacto en el hocico. A diferencia de otros delfines de río, esta especie está desprovista de una aleta dorsal adecuada, y en su lugar presenta una joroba posterior baja. Goza de una excelente visión. La coloración del cuerpo es variable, con manchas rosadas o grises. El color rosado de su piel aparece sólo en los individuos adultos, mientras que los jóvenes poseen el dorso gris negruzco y el vientre un poco más claro.

La contextura del cuerpo es robusta, pero bastante flexible; a diferencia de los delfines oceánicos, sus vértebras cervicales no están fusionadas, permitiéndole a la cabeza una amplia gama de movimientos. La aleta caudal es ancha y triangular, las aletas pectorales son grandes y tienen forma de remo. La longitud de estas aletas le permite realizar movimientos circulares, proporcionándole una maniobrabilidad excepcional para nadar a través de la vegetación en la selva inundada; sin embargo, esta característica disminuye la velocidad de nado.

Alcanza una longitud de 2-2,6 m, con un peso de entre 100 y 160 kg. Es el delfín de río más grande, y uno de los cetáceos con dimorfismo sexual más marcado (los machos miden y pesan entre un 16 y un 55% más que las hembras), siendo en este sentido único entre los delfines de río, en los cuales las hembras son por lo general más grandes.

Este delfín tiene de 25 a 35 pares de dientes, tanto en la mandíbula superior como en la inferior. En la zona frontal, éstos son semejantes a una pinza para coger la presa; pero en la parte posterior son más planos y con puntas o coronas, por lo que son adecuados para triturar los escarabajos de agua dulce, tortugas de río y bagres armados de los que se alimenta. En su dieta se incluyen hasta 43 especies de peces diferentes. Entre estos se encuentran las pirañas, corvinas y tetras. Diariamente consumen hasta un 2,5% de su peso corporal.

Su dieta es más diversa durante la estación húmeda, cuando los peces se esparcen en las zonas inundadas fuera de los cauces fluviales y resulta más difícil atraparlos, y se vuelve más selectiva durante la estación seca, cuando la densidad de presas es mayor.

Se alimentan solos, y son activos tanto de día como de noche, mostrando preferencia por las primeras horas de la mañana y la tarde. Ocasionalmente pueden asociarse con los tucuxis (Sotalia fluviatilis) y las nutrias gigantes (Pteronura brasiliensis) para cazar en forma coordinada; reúnen y atacan los bancos de peces al mismo tiempo. Aparentemente, existe poca competencia por el alimento entre estas especies, ya que cada una de ellas consume presas diferentes. Se ha observado que los botos en cautiverio comparten el alimento.

Entre mayo y julio (coincidiendo con la temporada de inundaciones) nace una única cría, que mide 80 cm. Las hembras alcanzan la madurez entre los seis o siete años y los machos lo hacen mucho más tarde, cuando miden aproximadamente 2 metros. La época de reproducción es estacional y coincide con la temporada seca, cuando el nivel del agua es bajo. El periodo de gestación se prolonga durante once meses. El periodo de lactancia se prolonga hasta por un año. Los intervalos entre embarazos son de dos o tres años, tiempo que ocupa la crianza. La duración relativamente prolongada de la lactancia y la crianza sugiere un fuerte vínculo madre-hijo. La mayoría de las parejas observadas en su medio natural, están constituidas por una hembra y su cría. Esto sugiere que los largos periodos de cuidado parental contribuyen al aprendizaje y desarrollo del joven, como lo hace el delfín mular (Tursiops truncatus).

Tienen un comportamiento sexual muy agresivo tanto en su medio natural como en cautiverio. Los machos presentan un grado importante de daño en las aletas dorsales, caudales, pectorales y el espiráculo, debido a mordeduras y abrasiones. Esto sugiere una competencia feroz por el acceso a las hembras, lo que parece indicar un sistema polígamo de apareamiento.

En animales cautivos se ha documentado cortejo y juego previo al apareamiento. Los machos toman la iniciativa mordisqueando las aletas de la hembra, pero en el caso de que la hembra no esté receptiva, puede reaccionar agresivamente.

 

La especie, al igual que los otros delfínidos, utiliza silbidos tonales para comunicarse. La emisión de estos sonidos se relaciona con el momento en que regresan a la superficie, antes de realizar inmersiones, sugiriendo que tienen que ver con la alimentación. Los análisis acústicos han revelado que las vocalizaciones son distintas en estructura a los silbidos típicos de los integrantes de los delfínidos.

Conocido por su estilo de vida lento, aparentemente aletargado, este delfín del río Amazonas por lo general  vive solo o en pareja, y en ocasiones en grupos de hasta 20 individuos. En algunos lugares puede acercarse a los botes o a los nadadores por curiosidad, pero en las regiones donde se le caza, se ha vuelto más cauteloso.

La esperanza de vida del delfín rosado en la naturaleza se desconoce, pero en cautiverio se ha registrado una longevidad promedio de tan sólo 33 meses.

En 2008 la especie fue catalogada por la Lista Roja de especies amenazadas de la UICN, como en estado DD (datos insuficientes). La especie fue previamente catalogada como «vulnerable», pero se cambió el estado debido a la limitada información disponible sobre amenazas, ecología y tendencia de la población. En las áreas donde los delfines se han estudiado, parecen bien extendidos y relativamente abundantes. Sin embargo, estas áreas representan sólo una pequeña proporción de la distribución total de la especie, y a menudo son sitios donde están protegidos. Por tanto, las informaciones de estas áreas pueden no ser representativas ni tampoco válidas a largo plazo.

Debido a la contaminación y destrucción paulatina de la selva amazónica y también a la vulnerabilidad de la especie, se han tomado medidas para su protección en todos los países que habita. Sus mayores enemigos son la deforestación y aquellas actividades humanas que contribuyen a perturbar y alterar su medio ambiente. Una fuente de preocupación estriba en la dificultad que representa mantener ejemplares en cautiverio con vida, debido a la agresión intraespecífica y escasa longevidad. Por ello si la población del boto llegase a disminuir hasta niveles peligrosos en la naturaleza, correría un riesgo aún más alto de extinguirse debido a la dificultad de mantenerlo largo tiempo en cautividad.

En 2008 la Comisión Ballenera Internacional (CBI) expresó preocupación por la captura de botos para utilizarlos como cebo en la Amazonia Central, lo cual es un problema emergente que se ha extendido a gran escala. La especie está incluida en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), y en el Apéndice II del Convenio sobre la Conservación de Especies Migratorias de Animales Salvajes.

MOSTRAR ANIMALES DE LOS RÍOS, LAGOS Y PANTANOS    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)