En las Regiones Polares
Salvelino o Trucha ártica

REINO
Animalia
FAMILIA
Salmonidae
FILO
Chordata
GÉNERO
Salvelinus
CLASE
Actinopterygii
ESPECIE
S. alpinus
ORDEN
Salmoniformes
nombre binomial
Salvelinus alpinus
       

El salvelino, también llamado «trucha alpina» o «trucha ártica», es un pez anádromo nativo de lagos alpinos y aguas costeras de las regiones árticas y subárticas. Ningún otro pez de agua dulce es encontrado tan al norte.

Está estrechamente emparentado con el salmón y la trucha, y comparte características de ambos. Puede alcanzar una longitud de 1,10 m y un peso de 15 kg. La edad máxima conocida es de 40 años.

En general, el dorso es oscuro, pardo-oliváceo, y el vientre y los flancos claros. El dorso y los laterales aparecen moteados de característicos puntos rojos o rosados, de mayor tamaño a lo largo de la línea lateral, a veces mayores que la pupila. No obstante, el color es muy variable, dependiendo de la situación, la época del año y el grado de madurez sexual. Alrededor de la freza, los adultos de ambos sexos, pero especialmente los machos, presentan una brillante coloración roja o anaranjada en el vientre y las aletas pectorales, pélvicas y anal. Esta coloración roja se la dan los carotenoides presentes en la dieta; los anfípodos son la principal fuente de este pigmento. Los jóvenes presentan 11 manchas oscuras en cada costado. Las aletas son claras en los ejemplares jóvenes, y oscuras en los adultos.

Esta especie bentopelágica (que vive en toda la columna de agua, pero que tiene alguna relación con el fondo, principalmente para alimentarse) aparece en zonas profundas y balsas de ríos medios a grandes, así como en lagos. Las formas anádromas (viven en el mar, pero remontan los ríos para reproducirse) pasan gran parte de sus vidas en el mar, donde ocupan un rango de profundidades de 30 a 70 m. Las poblaciones no migratorias permanecen en los lagos y ríos. Es extremadamente sensible a la contaminación del agua; vive en aguas frías y bien oxigenadas.

Las poblaciones de agua dulce se alimentan de crustáceos planctónicos, anfípodos, copépodos, moluscos, insectos y otros peces.

El tamaño a la edad de maduración varía enormemente entre las poblaciones de trucha alpina. Se conocen casos de maduración en ejemplares de 3 g, hasta ejemplares de 12 kg o más. Esta diferencia de hasta 4000 veces entre el adulto más pequeño y el más grande, prácticamente no se encuentra dentro de los vertebrados. Los ejemplares lacustres (de los lagos o relativo a ellos) más comunes maduran a una talla que varía entre los 20 y 30 cm, mientras que los ejemplares anádromos maduran entre los 30 y 70 cm. La talla promedio de la trucha alpina, proveniente de capturas comerciales, varió entre los 49 y 53 cm entre 1980 y 1993, frente a las costas del Labrador, Canadá. En contraste con el bajo número de huevos producidos por ejemplares lacustres pequeños, 13 huevos, grandes ejemplares anádromos pueden poner hasta más de 9.200 huevos.

La gran variación en la talla concuerda con la gran variación en hábitat, cambios de nicho, migración y características ecológicas de la especie, lo cual, probablemente, refleja una flexibilidad muy alta en su constitución genética, que puede ser una adaptación básica al ambiente extremo e impredecible del extremo norte.

Los hábitats que ocupa la trucha alpina son los más variados entre los peces del norte. Se encuentra en pequeños cursos de agua, en el mar y en todo tipo de lagos oligotróficos. Las poblaciones lacustres son, por mucho, las más comunes. Poblaciones exclusivas de ríos se encuentran al norte, pero han sido poco estudiadas. La mayoría sean probablemente alopátricas (especiación por aislamiento geográfico) y estacionarias. Como la trucha café de río, usualmente crecen lentamente y maduran a una talla pequeña. La trucha alpina se encuentra en lagos de todos los tamaños, desde muy pequeños, como lagunillas con muy poca agua bajo el hielo en invierno, hasta lagos muy grandes. Dentro de los lagos la trucha alpina puede usar todos los hábitats, incluyendo las zonas profundas. Prefiere las zonas litorales en alopatría, pero es muy flexible a cambiar a zonas pelágicas o profundas bajo competencia simpátrica (formación de una especie sin que se establezca previamente una barrera geográfica entre poblaciones).

El salvelino sobrevive y se alimenta a temperaturas muy cercanas a los 0º C, altas temperaturas pueden limitar la elección del hábitat en lagos más al sur, no hay indicadores que permitan asegurar que poblaciones más al sur puedan tolerar temperaturas más altas. La trucha alpina evita temperaturas litorales de entre 16 y 20º C. Esta alta tolerancia de hábitats es característica de esta especie, lo que la hace idónea para ocupar nichos vacantes, especialmente en lagos de origen glaciar con poca diversidad de peces.

La ingesta de conspecíficos (dos o más individuos, poblaciones o taxones, son conespecíficos si pertenecen a la misma especie) es muy amplia dentro de los peces, y común en la trucha alpina. Dicha conducta es menos observada en lagos temperados, de hecho se ha encontrado que la conducta del canibalismo aumenta fuertemente con la latitud. El canibalismo es una estrategia importante en truchas confinadas a cuerpos de agua en el Ártico.

Los lagos albergan 4 comunidades de animales que constituyen potenciales presas para peces, éstos son el pleustón, planctón, bentos y nectón. Excepto por el nectón, estas comunidades son de hábitat específico: el pleustón en la superficie del lago, el planctón en la zona pelágica y el bentos en el fondo del lago, tanto en la zona litoral como en las zonas profundas. La trucha alpina parece tener las adaptaciones necesarias para alimentarse de los 4 grupos lacustres en sus hábitats típicos. Lo mismo se aplica para la variante anádroma en el mar, donde su principal alimento es el planctón y los peces pelágicos, pero también puede alimentarse de hiperbentos litoral e incluso insectos de la superficie.

La alimentación de los alevines, sobre todo durante el primer verano es pobremente conocida. La razón es que estos peces pequeños son difíciles de encontrar y muestrear en lagos. La profundidad del desove varía entre lagos pero es, usualmente, superficial, casi siempre inferior a 5 m. Esto significa que la primera alimentación tiene lugar entre las piedras y grava en el litoral. Este hábitat también provee de protección contra la predación de peces y aves buceadoras. En alopatría, el juvenil se mantiene en aguas superficiales o someras en lagos del Ártico y de los Alpes, los peces son observados en aguas muy poco profundas y muy cerca de la costa (profundidad media menor a 50 cm y distancia promedio a la costa menor a 1 m). Los depredadores son pocos en los lagos del Ártico y de los Alpes, por lo que la presión de predación es lo suficientemente baja para permitir una alimentación en la zona litoral. La mayoría de los lagos subárticos y temperados no poseen ejemplares jóvenes en aguas superficiales. Poco se conoce sobre cuándo dejan la costa y la profundidad a la que se mueven. Se ha observado que los alevines pueden comer pequeñas larvas de insectos y crustáceos, también se alimentan de copépodos del bentos. En ejemplares de menos de 5 cm se encontraron iguales cantidades de cladóceros del bentos, ostrácodos e insectos.

 

La puesta ocurre generalmente en un único pico entre los meses de septiembre y noviembre. Los machos se agrupan en bandadas llamadas «leks», que las hembras visitan para elegir compañero. Los machos son generalmente territoriales. La freza (desove, puesta de los huevos) tiene lugar a cualquier hora del día. Una hembra invade el territorio de un macho y busca un lugar para desovar. Una vez hallado, comienza a excavar. Mientras la hembra está cavando, el macho la corteja nadando a su alrededor y deslizándose a lo largo de sus costados.

Cuando el nido está terminado, la pareja libera los huevos y el esperma y se aleja del lugar, a veces liberando todavía gametos en el agua. Esto puede repetirse hasta cinco veces antes de que la hembra cubra los huevos y se prepare para el próximo emparejamiento. Es una especie polígama; tanto hembras como machos pueden realizar varias frezas con diferentes compañeros dentro de un mismo periodo reproductivo. Los machos por lo general se emparejan con más de una hembra, tomando la segunda pareja una vez que la primera ha agotado sus huevos. En ocasiones la hembra puede aparearse con éxito con dos o más machos. Generalmente, las hembras necesitan varios días para depositar todos los huevos.

Durante este periodo se establece una estricta jerarquía, con machos grandes dominantes, que consiguen la mayoría de los apareamientos, y otros más pequeños, que se ven excluidos y han de utilizar otra estrategia: permanecen al acecho y, cuando la hembra está lista para depositar los huevos, se aproximan con gran rapidez y liberan su esperma.

Morfología

Aleta dorsal: Espinas dorsales (total): 4-5; radios blandos (total): 8-16.
Aleta anal: espinas: 3-4; radios blandos: 7-15.
Aleta caudal: 19 radios.
Vértebras: 62-688.
23 a 32 espinas branquiales.
37 a 75 ciegos pilóricos.
La línea lateral ligeramente curvada hacia el vientre debajo de la cabeza.
Bordes anteriores de las aletas pectorales, pélvicas y anales, y en ocasiones la caudal, con un estrecho margen claro.

El salvelino está clasificado como de «Preocupación Menor» en la Lista Roja de la UICN.

MOSTRAR ANIMALES DE LAS REGIONES POLARES    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)