En las Regiones Polares
Petrel blanco o de las nieves

REINO
Animalia
FAMILIA
Procellariidae
FILO
Chordata
GÉNERO
Pagodroma
CLASE
Aves
ESPECIE
P. nivea
ORDEN
Procellariiformes
nombre binomial
Pagodroma nivea
       

Los albatros y sus parientes los petreles, son aves oceánicas que están presentes en todo el mundo. Habitualmente se les encuentra muy lejos de tierra, volando sobre las olas o sumergiéndose en el agua para alimentarse de peces, plancton o de diversos animales marinos. Además del albatros –que es muy grande-, este grupo incluye a las gaviotas más pequeñas de las regiones árticas, petreles-tabanos y petreles gigantes, así como el paiño de Guadalupe y el yunco de los canales. Todos ellos tienen orificios nasales tubulares en la parte superior del pico, lo que constituye una característica única entre las aves y, como resultado de ello, a menudo se les conoce como «nariz de tubo».

El petrel de las nieves, similar a una paloma, es una de las pocas aves, aparte del pingüino, que cría exclusivamente en el continente Antártico. Rara vez es visto lejos de los hielos flotantes.

Esta ave está fuertemente asociada a la nieve a lo largo de toda su vida, lo que unido a su hermoso pelaje blanco, dan origen a su nombre científico nivea, que significa «nieve» en latín. Habita en los mares próximos a la Antártida. Su ubicación está restringida a las aguas antárticas, se encuentra habitualmente en zonas con hielo e icebergs. Se cría en los acantilados y paredes rocosas de hasta 440 kilómetros tierra adentro, y 2.400 metros sobre el nivel del mar.

Estas aves presentan el plumaje blanco puro, igual en ambos sexos; los ojos oscuros bien visibles, un pico negro muy pequeño y pies de una coloración gris plomo. El cuello y las patas son cortos; los 3 dedos delanteros están unidos por una membrana. Poseen alas largas, y una cola que es casi cuadrada cuando se pliega, y que aparece en forma de abanico durante el vuelo. Poseen un sentido del olfato excepcionalmente agudo, que usan para detectar alimento y ubicar nidos en la oscuridad.

Alcanzan una longitud de 32 cm, y un peso de 250-450 gramos. La hembra es ligeramente inferior en cuanto a tamaño y peso.

Estas aves marinas están adaptadas para volar de manera continua, en ocasiones recorren grandes distancias e incluso son capaces de soportar tormentas poderosas. Vuelan generalmente con una combinación de aleteos y planeos. Es muy ágil, vuela a baja altura sobre el agua, aletea más y planea menos que otros petreles, pero puede volar más alto para evitar ser detectadas por los depredadores.

Nidifica en el continente Antártico. Puede anidar tierra adentro, pero allí la reproducción se ve muy afectada por las nevadas, y algunos años sólo 1 de cada 5 nidos se puede ocupar. Defiende el nido con fiereza de otros petreles.

Son aves solitarias la mayor parte del tiempo, pero cada año (entre finales de octubre y principios de noviembre) vuelven a los sitios de reproducción establecidos, donde forman colonias grandes, de hasta un millón de parejas, en lugares seguros e inaccesibles. Visitan la colonia sólo después de que oscurece, como medida de protección contra los depredadores. La competencia por los sitios de anidación es feroz, las aves son muy territoriales y agresivamente repelen a los intrusos agarrándolos de las plumas, chillando, agitando las alas y escupiendo el aceite ceroso de color amarillento de su estómago.

Al regresar a la colonia, el petrel de las nieves macho realiza una exhibición aérea inusual para atraer a su pareja. Ambos, macho y hembra, descenderán juntos hasta el nido, lo que refuerza el vínculo de pareja.

Tras un largo periodo de incubación (41-49 días), la hembra pone un solo huevo, grande, de color blanco, a menudo en una madriguera cavada en el suelo blando o en hendiduras en las rocas. Los polluelos empollarán durante 8 días más, siendo alimentados por los padres con el aceite de su estómago, que, aunque maloliente, es muy nutritivo. Después de la eclosión los polluelos son intensamente cuidados por sus progenitores, ya que en este momento son particularmente vulnerables a los ataques de los depredadores, como los págalos. Los jóvenes abandonan el nido después de unos 41-45 días, por lo general desde finales de febrero hasta mediados de mayo.

 

El petrel de las nieves se alimenta principalmente de peces, krill, calamar y carroña, como cadáveres de focas, ballenas y aves. Mientras se alimentan en el mar, por lo general se apoderan de las presas con el pico cerca de la superficie del agua, aunque también pueden bucear en busca del alimento. Durante el invierno viven dispersos, aunque muchos se agrupan en icebergs. Raramente se observan al norte del territorio antártico. Se «bañan» en la nieve, también se sabe que la derriten para beberla.

Se ha sabido que algunos viven entre 14 y 20 años.

Existe un cierto nivel de mortalidad entre los petreles blancos debido a las tormentas, que los suelen desviar de sus rutas; el efecto durante el periodo de reproducción resulta catastrófico para el progreso de huevos y pollos; esto se evidencia ante el hecho de haberse encontrado restos de estas aves en lugares como la zona norte de la Isla Livingston, lugar que se encuentra alejado de la zona de distribución de estos petreles.

La especie está clasificada como de «Preocupación Menor» (LC) en la Lista Roja de la UICN.

MOSTRAR ANIMALES DE LAS REGIONES POLARES    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)