En las Regiones Polares
Halcón Gerifalte

REINO
Animalia
FAMILIA
Falconidae
FILO
Chordata
GÉNERO
Falco
CLASE
Aves
ESPECIE
F. rusticolus
ORDEN
Falconiformes
nombre binomial
Falco rusticolus
       

El halcón gerifalte, es el ave más grande de todas las especies de halcón, similar en tamaño a los miembros más grandes del género Buteo.

El macho mide hasta 60 cm. de longitud, pesa hasta 1.350 g, con una envergadura alar de hasta 130 cm. La hembra, como es normal en las aves rapaces, es más grande que el macho, con una longitud de hasta 65 cm, un peso de hasta 2.100 gramos, y una envergadura de hasta 160 cm.

Es una especie polimórfica (que cambia), siendo reconocida en tres fases de color: blanco, gris y negro. La fase oscura es de color gris oscuro, casi negro; algunos individuos y grupos de esta metamorfosis se encuentran en el norte de Canadá. El morfo blanco, generalmente se encuentra en Groenlandia, y suele ser casi blanco puro con algunas marcas, por lo general en las alas. El morfo gris es un producto intermedio, y se ha encontrado en todo su rango de distribución geográfica. Presenta típicamente dos tonos de gris, donde mejor se aprecia es en el cuerpo y en las plumas de vuelo.

En líneas generales, el gerifalte resulta similar a un halcón peregrino de gran tamaño, pero posee una serie de características que lo diferencian notoriamente del peregrino: en primer lugar el colorido y las manchas bigoteras (característica de todos los falcónidos), resultan más difusos que en sus parientes más meridionales. Las alas de un gerifalte son más cortas en proporción que las de un peregrino, y la cola es más larga. La variedad oscura del gerifalte se distingue del halcón peregrino por las rayas, de color crema en la nuca y en la coronilla, y por la ausencia de una raya malar. La variedad blanca del gerifalte no se puede confundir con otra especie de halcón, pues es la única especie de halcón blanco. En los tratados medievales de cetrería, esta variedad blanca era conocida como «Fino de Noruega».

Comparte las características del resto de la familia: alas largas y triangulares (puntiagudas), tarsos desnudos cubiertos de escamas, vientre claro y barreado de manchas oscuras en su etapa adulta, iris oscuro, cera amarilla, bigoteras y un pico ganchudo con «diente», que le permite rematar a sus presas. En cambio, al igual que otras muchas especies de climas fríos, estos halcones son notoriamente más grandes y fuertes que sus parientes sureños.

Otra característica notable es que estas aves están adaptadas tanto para la caza en el aire como en el suelo, al contrario que el peregrino, que sólo caza presas en vuelo. Para ello sus garras resultan más romas y potentes que las de su pariente sureño, ya que la caza en suelo requiere ese tipo de especialización. Al igual que todos los miembros de la familia, remata a sus presas mediante un puntazo de su pico ganchudo en el cogote.

Su hábitat se distribuye desde la taiga a la tundra, y hasta regiones polares de la región holártica (Europa, América y Asia), en zonas de montaña con árboles y acantilados. En general es una especie sedentaria de las regiones en las que vive, pero algunos ejemplares realizan pequeñas migraciones durante el invierno, después de la temporada de reproducción.

El gerifalte se alimenta de mamíferos y otras aves. Es depredador hábil y vuela hasta que ve una presa para atacar. Mata la mayoría de sus víctimas en tierra, incluso si previamente son capturadas en vuelo. Sus presas aviares suelen ser lagópodos, gaviotas, zancudas y pájaros, pero a veces incluyen hasta otras aves rapaces. Sus presas mamíferas también varían mucho de tamaño, desde las musarañas, hasta las marmotas (las cuales pueden pesar hasta tres veces más que el halcón). El gerifalte también se alimenta de carroña, pero muy ocasionalmente.

Al igual que el peregrino, el gerifalte no construye nido, sino que pone los huevos sobre el lecho desnudo del acantilado donde cría, o bien aprovecha los nidos abandonados de aves de cierto tamaño, especialmente los de águilas reales o cuervos comunes. Se observa a parejas reproductoras construyendo su propio nido en contadas ocasiones. La nidada puede ser de hasta siete pollos, pero normalmente suele haber sólo tres o cuatro, y sobrevive el más fuerte de ellos. Tanto el macho como la hembra colaboran para sacar adelante a la progenie. El tamaño medio de un huevo es de 58,46 x 45mm, y el peso medio es 62 g. El período de incubación suele durar 35 días, hasta que salgan del cascarón los polluelos. Después de un período de cría que dura de diez a quince días, los polluelos echan a volar, pero no abandonan el nido definitivamente hasta pasadas unas semanas, cuando son ya enteramente independientes de los padres.

 

El único depredador natural del gerifalte es el águila real, cuyos ataques son muy poco frecuentes, y el cuervo común, que sólo constituye un peligro para sus polluelos o para sus huevos. En realidad el mayor peligro para esta especie es el ser humano, ya sea accidental o intencionadamente.

Los gerifaltes que sobreviven y llegan a la madurez, normalmente alcanzan de nueve a doce años de edad.

En la Edad Media el gerifalte era considerado «el ave del rey». Por su rareza y por las dificultades en conseguirlo, este halcón solamente era asequible a reyes e hidalgos adinerados. Incluso hoy en día los gerifaltes son aves tan costosas, que los dueños y avicultores los esconden para evitar robos.

En Canadá el gerifalte no se registra en peligro de extinción, amenazado o incluido en la lista de especies de interés especial. Las estimaciones de población creen que alcanza la cifra de 50.000 aves en todo el mundo, estando constituido gran parte de este número por ejemplares subadultos y no maduros sexualmente.

Los niveles de población han permanecido bastante constantes, con pocas fluctuaciones a largo plazo. Esto tal vez se deba al hecho de que la pérdida de hábitat no es una gran preocupación: la tasa de interacción humana es baja, no existe una temporada de caza de estas aves y los niveles de pesticidas han sido menores en esta especie.

En los Estados Unidos el halcón geritalfe anida en Alaska, donde las poblaciones parecen ser estables.

La caza furtiva, principalmente en la forma de captura y venta de aves a los cetreros, sigue siendo una preocupación importante. Debido a las fuertes restricciones sobre la exportación de Canadá, esto no sucede muy a menudo, o por lo menos, no se detecta con mucha frecuencia. Asimismo, debido a su hábitat y lejanía, estas aves no son regularmente capturadas.

Las aves de presa son buenos indicadores de la salud general de los ecosistemas. Mediante el control de estas aves de gran tamaño, se puede determinar si el ecosistema se encuentra en un estadio temprano de tendencia a la baja, de este modo se pueden tomar las medidas necesarias para tratar de restaurarlo.

MOSTRAR ANIMALES DE LAS REGIONES POLARES    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)