En las Regiones Polares
Ballena de Groenlandia o Ballena boreal

REINO
Animalia
FAMILIA
Balaenidae
FILO
Chordata
GÉNERO
Balaena
CLASE
Mammalia
ESPECIE
B. mysticetus
ORDEN
Cetacea
nombre binomial
Balaena mysticetus
subORDEN
Mysticeti
   
       

La característica más sobresaliente de las ballenas con barbas es su gran tamaño. También les son propias las láminas córneas, que cuelan los alimentos que ingieren en el agua. El grupo está compuesto por la ballena gris, los rorcuales (que incluyen la yubarta y la ballena azul) y las ballenas francas. Aunque comúnmente se encuentran en regiones Árticas y Antárticas, están distribuidas a través de todos los océanos del planeta, por lo general en aguas profundas.

La ballena de Groenlandia posee una cabeza colosal, de casi un tercio de su peso total.

Este mamífero permanece todo el año cerca del hielo polar que se desprende y dispersa, y logra soportar la oscuridad durante semanas, mientras emite ultrasonidos para navegar por entre o bajo los hielos flotantes.

Los ejemplares adultos alcanzan una longitud de 14-18 metros, y un peso que oscila entre las 50-60 toneladas. Es la segunda ballena más grande del mundo, sólo superada por la ballena azul (Balaenoptera musculus). Las hembras son algo más grandes que los machos.

Este cetáceo tiene las barbas más largas de entre todas las ballenas. Las láminas de las barbas, de color negro azulado o pardo, alcanzan los 4,6 m de largo, con entre 240 y 340 placas queratinosas a cada lado de las mandíbulas superiores, que son tremendamente curvadas o arqueadas, de ahí el nombre con el que a menudo le se conoce de «ballena cabeza de arco». Para soportar estas estructuras, las mandíbulas son alargadas, lo que explica el gran tamaño de su cabeza, que cuenta con un respiradero doble.

Su cuerpo es liso y redondeado, sin aletas (salvo una pequeña aleta pectoral de tan sólo 2 metros de longitud), corcovas, crestas o excrecencias. El surtidor en forma de «V» (el chorro de aire y agua lanzado desde su espiráculo doble) alcanza unos 7 m de altura. Las ballenas de Groenlandia están muy bien protegidas contra el frío, los adultos están provistos de una capa de grasa de más de 70 cm de espesor, lo que les permite sobrevivir en las aguas del Ártico.

No presenta pliegues en la garganta, ni protuberancias dorsales, lo cual le otorga a su cuerpo una apariencia notoriamente lisa. Su cuerpo, fundamentalmente negro, no presenta piojos, percebes, callosidades o crecimientos similares en la piel. Alrededor de la mandíbula inferior exhibe una mancha blanca característica, así como en el mentón y la base de la cola.

Suelen nadar lentamente, barriendo la superficie con su boca ligeramente entreabierta para filtrar el krill con los filamentos de sus barbas. Se sumergen entre 5 y 15 minutos. También se sirven de otros dos métodos para capturar crustáceos del fondo marino: la alimentación en columna, que consiste en zambullirse a una gran profundidad y luego ascender a la superficie en el mismo lugar; y el rastreo del fango, para lo que nadan por aguas poco profundas, mientras remueven el fondo fangoso con sus pesadas colas. Su dieta incluye: eufáusidos, copépodos, anfípodos, mísidos, gamáridos y otros organismos bentónicos.

Vive en la región circumpolar del norte, a menudo en aguas poco profundas. Sus migraciones son cortas, y se realizan en sentido contrario a la formación y el movimiento del hielo: al norte en verano y al sur en invierno. En el Atlántico habita desde el mar de Groenlandia hasta el norte de la bahía de Hudson. En el Pacífico, vive junto a las costas de Alaska y de Rusia, en los mares de Bering y Chukchi, hasta el mar de Beaufort. Durante el verano se pueden encontrar en las bahías, estrechos y estuarios. De la población total actual, aproximadamente 700 se encuentran en el Atlántico norte, mientras que 7.000 se encuentran en el Pacífico norte.

Los machos atraen a las hembras mediante sonidos. Se desconoce por cuánto tiempo se mantienen los vínculos de pareja, o el número de hembras con las que un macho llega aparearse durante una misma temporada. El apareamiento suele ocurrir a finales del invierno y principios de la primavera, y la hembra da a luz entre abril y junio del año siguiente, frecuentemente durante el mes de mayo. Se necesitan veinte años para que una cría de ballena de Groenlandia sea sexualmente madura. En este momento pueden alcanzar una longitud de entre 12,3 y 14,2 metros. Las hembras alcanzan la madurez sexual antes que los machos, y ya entonces son entre 1 y 2 metros más grandes que los machos.

 

Un ballenato recién nacido mide de 4 a 4,5 m de longitud, y es amamantado durante 9-15 meses. Los ballenatos crecen aproximadamente 1,5 cm por día. Tras el destete, el índice de crecimiento disminuye. Después de los nacimientos, las ballenas se agrupan para iniciar la migración (distintos patrones de migración, dependiendo del suministro de alimentos y la extensión o la recesión de la capa de hielo polar). Nadan en una formación en «V»; las crías y las madres se sitúan a la cabeza del grupo, tal vez para permitir que sean los primeros en alimentarse. Generalmente es la madre quien se ocupa de los cuidados de la cría, pero en ocasiones se han avistado grupos de 3 miembros: un macho adulto, una hembra madura y un ballenato.

El promedio de vida estimado de las ballenas de Groenlandia se sitúa entre los 60 y 70 años, no obstante, el examen del núcleo del ojo (basado en los cambios en el tiempo) de algunos ejemplares, hace pensar que pudieran alcanzar los 200 años, por lo las de esta especie serían los mamíferos más longevos del planeta.

El tamaño de estas ballenas las protege de los depredadores. También se conoce su hábito de refugiarse bajo los hielos flotantes. Cuando las aguas oceánicas de las regiones polares se congelan, las ballenas de Groenlandia se desplazan por debajo de la capa de hielo polar. Con el fin de sobrevivir, hacen pequeños agujeros rompiendo el hielo, por los que salen a respirar sin hacerse accesibles a los depredadores marinos. No obstante, en un estudio realizado en 1995, se observó que hasta un tercio de la población de esta especie, habitante del estrecho de Davis (estrecho marino que se encuentra entre la costa occidental de Groenlandia y la costa oriental de la isla de Baffin), presentaba cicatrices por ataques de orca.

La caza de la ballena de Groenlandia está prohibida por ley internacional. La caza abusiva, sobre todo durante el siglo XIX, mermó de manera drástica las poblaciones de estos cetáceos. Desde que se declaró especie protegida, sus poblaciones han aumentado ligeramente, al ritmo de un 3% anual. Algunos factores medioambientales, como los cambios climáticos y la contaminación de las aguas, amenazan en la actualidad a esta especie. Las actividades humanas (desde la caza no comercial practicada por los indígenas para alimentarse y preservar sus tradiciones, hasta las explotaciones marinas de petróleo y gas) siguen planteando desafíos a la supervivencia de estas ballenas.

Las organizaciones que actualmente juegan un papel fundamental en la conservación de la especie son: la Comisión Ballenera Esquimal de Alaska (AEWC) y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

MOSTRAR ANIMALES DE LAS REGIONES POLARES    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)