Perros de Raza
West Highland White Terrier

TAMAÑO
7-10 kg
25-28 cm
ACICALAMIENTO
Normal/Largo
ADIESTRAMIENTO
Normal
COLORES
Blanco
       

Un representante muy apreciado del grupo de los terriers es el west highland white terrier, muy conocido en España como perro de compañía. Se cree que este perro procede de Argyll, en Escocia. Al parecer la raza se desarrolló alrededor de 1880, a partir de un linaje de cairns de color blanco y crema y de la selección de los ejemplares de colores más claros. Se ha hecho famoso por los anuncios de whisky escocés.

Los west highland white terriers son una raza de perros conocida por su personalidad y color blanco brillante. Los admiradores de esta raza suelen referirse a ellos como simplemente westies. Son amigables y de carácter equilibrado. Como la mayoría de los terriers, son energéticos y valientes por naturaleza.

Se le define con «un cándido Pierrot» a causa de su astucia, curiosidad y velada melancolía.

Tiene un aspecto general sólido, pequeño, lleno de ardor y rusticidad. La cabeza presenta un cráneo ligeramente convexo, con el contorno uniforme, y el animal la lleva en ángulo recto o agudo con respecto al eje del cuello.

El stop está bien marcado, y la nariz es de buena sustancia. Los ojos están bien separados, son de tamaño mediano y lo más oscuros posible. Las orejas son pequeñas, rectas y erguidas. La cola mide entre 12,5 y 15 cm., y tiene un porte altivo no demasiado alegre, sin que se curve sobre el lomo.

El pelo es doble; el de cobertura es duro, de unos 5 cm. de longitud, sin rizos; el subpelo es corto, suave y denso. Sólo se admite el color blanco.

La talla es de 28 cm. aproximadamente.

El west highland white terrier es una raza de origen escocés, seleccionada por el coronel Malcolm, quien introdujo sangre de sealyham en los pequeños terriers escoceses, que hasta finales del siglo XIX no estaban demasiado diferenciados. Fijó igualmente el color blanco, para que el perro pudiera ser distinguido a primera vista en la oscuridad de las anfractuosidades  y de las madrigueras.

Algunas de sus características son la ternura y gran afecto hacia otros animales. Su genética le ha dotado de un temperamento tal que induce a muchos a llamarlos «perros hermosos y cariñosos».

Es un perro muy vivaz, alegre, con un gran amor propio y mucha malicia, decidido, bastante independiente, pero muy afectuoso. Es un excelente perro de madriguera, aunque hoy se aprecia casi exclusivamente como perro de compañía.

Debajo de su aspecto de muñeco de peluche se esconde el carácter de un auténtico terrier, dando lugar a una mezcla irresistible de ardor y ternura.

No necesita ejercitarse con frecuencia, siendo una de las mascotas ideales para vivir en apartamentos debido a su pequeño tamaño y nivel medio de energía. Sin embargo, es necesario entrenarlo de forma regular y consistente. Suele ser un perro que está en posición de alerta saliendo en defensa de su territorio cuando lo siente amenazado, lo que debido a su pequeño tamaño lo convierte en un excelente perro alarma, ya que ladrará furiosamente cuando perciba ruidos o gente extraña aproximándose. Si no se le comienza a enseñar desde que llega al hogar a respetar otras mascotas, puede ser que se muestre agresivo con ellos.

Como todos los perros, el westie responde de manera entusiasta al cariño y las buenas formas en lugar de la crueldad y los malos tratos. Siendo un terrier, su terquedad será legendaria, y hará que los entrenamientos sean una prueba de paciencia para el dueño. Es recomendable comenzar a adiestrarlo desde el momento que entra a la casa (normalmente siendo cachorro) para que se adapte y aprenda a comportarse, ya que su carácter le hará probar los límites en busca de ser el líder, y sólo acostumbrándolo desde el principio a las órdenes aprenderá a vivir en armonía.

Si no se cuida de limpiarle frecuentemente el hocico, el westie presentará un halo café pardusco. Son propensos a tener erupciones con la piel seca, y el baño frecuente puede agravar estos problemas. El bañarlos una vez al mes -o en un intervalo más largo- no causa generalmente problemas. Es recomendable usar jabones neutros o champús para bebés y evitar los productos con sustancias agresivas, salvo prescripción veterinaria. Después de bañarles se debe prestar particular atención en secarle muy bien las orejas con una toalla. Si se le cepilla diaria o regularmente, su pelo se mantendrá saludable y brillante. También es aconsejable realizar de vez en cuando un cepillado mediante el arrancado del pelo muerto (se conoce como stripping), es un método totalmente indoloro que es realizado por un profesional conocedor de la estética canina.

Este tipo de arreglo mantendrá la textura y características propias del manto blanco del westy. También hay que limpiarles las orejas semanalmente con una mota de algodón humedecida con agua para eliminar la acumulación de cera y evitar posibles infecciones. Hay que poner especial atención en limpiarle con un paño húmedo el pelo alrededor del hocico después de comer o haber cavado algún hoyo. Igualmente deben limpiarse los lagrimales para evitar la acumulación de lagañas, ya que al ser un perro color blanco, si no se cuida diligentemente de mantener limpias esas partes, las mismas lucirán un antiestético color café y harán que luzca sucio o descuidado. Cuando son mascotas se deben asear con toallitas húmedas para bebes, sobre todo la parte de la barriga ya que al ser un perro de patas cortas, se moja cuando hacen pipí y terminan cogiendo un feo color amarillento. 

 

Los cachorros de Westie pueden padecer una enfermedad llamada "osteopatía craniomandibular", conocida como "Quijada del Westie o Scottie", que consiste en el crecimiento anormal del hueso de la quijada. Para que un cachorro la presente, ambos padres deben tener el gen y transmitirlo a éste; desafortunadamente la única manera de saber si algún ejemplar de reproducción contiene este gen es hasta que nace algún cachorro y presenta esa anomalía. Por lo mismo, quizá el propio criador no sabrá que algún ejemplar tiene esta falta hasta que nazca la camada.

La osteopatía craniomandibular es un padecimiento extremadamente doloroso y los cachorros afectados comenzarán a mostrar signos de dolor tales como: gemidos y lamentos constantes cuando son tocados en la cabeza o cuando intenta mordisquear algún juguete y hueso, pero sobre todo cuando intentan comer. Probablemente el cachorro parezca letárgico y sin deseos de comer ni jugar, puesto que evitará a toda costa utilizar la mandíbula.

Está condición usualmente se presenta cuando el cachorro cuenta entre 3 y 6 meses de edad y desaparece a los 12 meses. Generalmente el diagnóstico se realiza después de haberle tomado radiografías. El tratamiento a los síntomas consiste en proveer medicamentos que ayuden al cachorro a sobrellevar ese periodo, permitiéndole comer y utilizar su hocico sin que padezca dolor. Los corticosteroides son los agentes terapéuticos que se utilizan con más frecuencia. La enfermedad desaparece espontáneamente cuando el periodo de crecimiento termina. Solamente en casos muy severos, que no respondan al tratamiento, se considera la eutanasia.

Puede vivir en casa o en el jardín indistintamente.

OBSERVACIONES Y CONSEJOS

El pelo requiere un cuidadoso acicalado, sobre todo en los ejemplares de exposición. La forma esférica de la cabeza se acentúa con el peinado.

MOSTRAR RAZAS DE PERROS    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)