Perros de Raza
Weimaraner o Braco de Weimar

TAMAÑO
32-39 kg
56-69 cm
ACICALAMIENTO
Mínimo
ADIESTRAMIENTO
Normal
COLORES
Tonos de gris ratón a gris plata
       

El nombre de esta raza procede de la corte de Weimar, y se la conoce como «el fantasma gris» por el color plateado de la capa. El weimaraner fue en su origen un perro de caza mayor, probablemente descendiente del mismo tronco que otras razas alemanas de caza. A medida que la caza mayor fue disminuyendo en Alemania, esta raza se destinó a la caza de distintas aves y al cobro en el agua. Aunque también es un buen perro de compañía, se emplea principalmente para la caza, la muestra y el cobro, por lo que su habilidad es capital. Existen dos variedades de capa: la más habitual es la corta, suave y lustrosa; la otra es larga.

Es valiente, amigable, protector, obediente y despierto. El braco de Weimar es un perro poco común en España, aunque está reconocido por la R.S.C.E.

El weimaraner o braco de Weimar es un perro mediano de pelo corto, muy atractivo y también muy activo. Originalmente fue un perro para la cacería de presas mayores como osos y lobos. También se le ha usado en la caza de aves. Más tarde se le empleó como perro policía.

Es una raza de muestra alemana muy robusta y de gran resistencia. Se la adiestra con bastante facilidad y encuentra utilización para diversas especies de animales: perdiz, faisán, codorniz e incluso el corzo, debiendo cazar, por tanto, en terrenos muy variados, a los cuales se adapta con relativa facilidad. Existe en tres variedades de capa: de pelo corto y fino, de pelo corto y duro y de pelo largo. Las tres tienen en común un buen olfato y un gran afecto por el amo, a lo que se agrega una cierta desconfianza hacia los extraños.

Es un perro de cacería versátil, manejable, enérgico y apasionado con una búsqueda sistemática y enfática aunque no es excesivamente temperamental. Olfato notablemente fino. Ávido ante la presa y los animales salvajes, es alerta, sin ser agresivo. Confiable en la muestra y en la actividad acuática. Tendencia notable a la actividad después del tiro.

Existen muchas teorías acerca del origen de este perro de muestra. Sólo se tiene la certeza de que el weimaraner, que en aquel entonces aún conservaba sangre de perro de guía, ya se criaba en el primer tercio del siglo XIX en la corte de Weimar.

A mediados del siglo, o sea antes del comienzo de nuestra raza pura, la crianza, según las necesidades, estaba casi exclusivamente en manos de cazadores profesionales y guardabosques, en especial en la zona de Weimar y Thüringen (Alemania). Cuando finalizaron los días del perro guía, éstos cruzaron sus perros con el perro de gallinas, continuando así con la crianza.

Aproximadamente a partir de 1890 comienza la crianza planificada de la raza efectuando las correspondientes inscripciones. Antes de comienzos de siglo, aunque muy esporádicamente, junto con el weimaraner de pelo corto aparecía una variedad de pelo largo. A partir de que se comenzó con su registro, la crianza fue pura, libre de cruzas con otras razas, especialmente el pointer.

Por esta razón, el weimaraner es una de las razas de perros de muestra alemanes más antigua, que se cría con pureza desde hace más de 100 años.

Este perro desciende seguramente de un braco alemán más antiguo y, en su aspecto actual, ya era conocido en 1600, aunque se encontrara exclusivamente en las perreras de los duques de Sajonia-Weimar, de los cuales después tomó el nombre. Durante siglos permaneció como propiedad exclusiva de estos duques, y sólo a comienzos del siglo XX empezó a extenderse por toda Alemania, entrando en competencia con el kurzhaar.

Particularmente vivaz, el braco de weimar es un perro de buena constitución, de tamaño bastante grande (el máximo para los machos es de 70 centímetros de alzada a la cruz), muy elegante, con estructura compacta y musculosa. Además de ser un buen perro de muestra, el weimaraner es también óptimo cobrador y sabe seguir perfectamente el rastro de la presa herida.

La cabeza, en buena proporción con el resto del cuerpo, tiene orejas de buena longitud, de nacimiento alto. La capa, en todas las variedades del pelo, es gris en diversas tonalidades, desde el plateado al corzo y al gris ratón, con la cabeza y las orejas de color ligeramente más claro.

Alzada a la cruz: Machos, de 59 a 70 cm.; hembras, de 57 a 65 cm.

Cabeza: Enjuta, ligeramente más ancha en los machos que en las hembras. Trufa color encarnado oscuro, grisácea en la parte superior. Caña nasal rectilínea o ligeramente convexa. Labios superiores moderadamente superpuestos a los inferiores. Leve depresión central en la frente. Stop apenas pronunciado. Protuberancia occipital poco prominente.

Ojos: Color ámbar. Incluso bicolores azul-ámbar.

Orejas: Anchas y relativamente largas, con las puntas redondeadas con nacimiento alto y estrecho, ligeramente giradas hacia adelante cuando el perro está alerta.

Cuello: Musculoso, relativamente redondo, pero no muy corto.

Cuerpo: Pecho fuerte, no muy ancho, pero bastante largo y profundo, caído por lo menos hasta los codos. Costillas largas y arqueadas, pero no abarriladas. Dorso relativamente corto, pero no ensillado.

Extremidades: Musculosas, relativamente largas. Hombros largos, bien angulados.

Pies: Muy compactos, con dedos arqueados.

Cola: Cortada en el primer o segundo día de vida a un tercio por la raíz.

Pelaje: Corto-fino, corto-duro y áspero, largo. Color: gris-plateado, gris-corzo, gris-ratón o colores intermedios entre éstos. Cabeza y orejas ligeramente más claras.

 

Alimentación: Las necesidades alimenticias para este perro de muestra son, como ración de mantenimiento, variables, según el peso, desde las 1.450 a las 1.700 Kcal. diarias. La ración debe aumentarse hasta el triple de estos valores para los ejemplares sometidos a una intensa actividad física, como la de la caza. Por tanto, en este período, para evitar la ingestión de grandes cantidades de alimentos difícilmente digeribles, es necesario aumentar los lípidos con respecto a los carbohidratos. Las grasas, en efecto, constituyen para el perro una fuente de energía de volumen más reducido.

Cuidados diarios: El weimaraner es un perro provisto de una capa de pelo corto y fino que precisa, para la limpieza, de un guante de crin, que ha de pasarse sobre todo el cuerpo y, seguidamente, un paño de franela suave.

Cuidados veterinarios: El corte de la cola debe realizarse de modo que se reduzca entre 4 y 4,5 cm. Se ha descrito una lesión progresiva de probable origen hereditario en el weimaraner, consistente en un trastorno de la médula espinal y que comporta, en los ejemplares de 30 a 40 días, un andar a saltos.

OBSERVACIONES Y CONSEJOS

Su manto gris y su manera de moverse, le han valido el nombre de «fantasma gris» (grey ghost).

MOSTRAR RAZAS DE PERROS    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)