Perros de Raza
Bouledogue o Bulldog francés

TAMAÑO
10-12,5 kg
30-31 cm
ACICALAMIENTO
Mínimo
ADIESTRAMIENTO
Normal
COLORES
Beis, pinto, moteado de rojo, moteado de negro
       

El boluledogue francés es una raza de perro pequeña desarrollada en Francia, establecida como tal a finales del siglo XIX. No obstante, a pesar de su nombre, América y Gran Bretaña han desempeñado importantes papeles en el desarrollo de esta raza. Sus inicios se hallan en Inglaterra, con el bulldog inglés, su pariente más cercano, descendiente de las razas tipo mastiff. Como todos los dogos, su origen se remonta a los molosos de la región de Epiro, en Grecia, y del Imperio romano. Fue también apodado el «perro perfecto».

El bulldog francés es un pequeño, dulce y simpático molosoide de talla pequeña, perfecto para quien le gusta esta tipología pero no puede tener uno grande.

A pesar de su talla posee un cuerpo poderoso, musculoso, recogido y con mucho hueso. La cabeza es muy fuerte, ancha y cuadrada; la piel forma arrugas y pliegues casi simétricos. El cráneo es ancho, casi plano, con la frente convexa. El stop es muy acentuado y la nariz muy corta, ancha y achatada. Los ojos son grandes, redondos y oscuros. Las orejas tienen la inserción alta y el porte erguido. Las extremidades posteriores son ligeramente más largas que las anteriores, lo cual hace que la grupa sea alta. Los aplomos, además, son completamente rectos. La cola es corta, insertada baja, anudada o naturalmente truncada, con la punta aguda.

El pelo es corto. El color, según la variedad puede ser beige (pelos negros y rojos mezclados, no demasiado oscuros; se admite un poco de blanco en la cabeza y en el pecho) o blanco y bringué (fondo blanco con manchas atigradas).

El estándar sólo exige un peso no inferior a 8 kg. de peso ni superior a 14 kg.

Su historia es bastante misteriosa. Los franceses consideraban la raza autóctona, mientras que los ingleses sostienen que procede del bulldog, lo cual es bastante plausible, si bien es innegable que la selección y la fijación del tipo tuvo lugar en Francia.

El bouledogue francés es exclusivamente un perro de compañía. Pese a su cara de pocos amigos, es un perro muy alegre, siempre dispuesto a jugar, y de carácter muy dulce. Le gustan los niños, con quienes nunca se cansa de jugar, y también es adecuado para ancianos porque no necesita hacer mucho ejercicio. Le gusta jugar y hacer monerías, pero también es capaz de portarse como un perro tranquilo cuando las circunstancias lo requieren. Adora a su dueño y necesita estar siempre muy cerca de él. Además, puede ser un buen guardián.

Como todos los perros de hocico corto, puede tener problemas de respiración. Le afecta mucho el calor y no hay que dejarlo demasiado tiempo al sol (sobre todo dentro del automóvil).

Las hembras suelen tener dificultades en el parto, que casi siempre tiene lugar por cesárea, intervención que normalmente no presenta ninguna complicación porque las perras son muy fuertes.

Los ojos deben limpiarse periódicamente.

Sólo puede vivir en la casa, ya que su pelo ralo no le protege del frío. Además, babea muy poco, apenas ladra y se adapta a cualquier situación con gran inteligencia. Es sensible al estado anímico de su dueño.

OBSERVACIONES Y CONSEJOS

A pesar de cuanto se haya comentado, no hay ninguna razón para suponer que el bouledogue francés requiera demasiados cuidados y atenciones. Todo lo contrario: tan sólo debe procurarse que se mantenga en buen estado de salud.

MOSTRAR RAZAS DE PERROS    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)