Artículos

«Perros Pitbull, ¿son de verdad agresivos?»

Perros Pitbull, ¿son de verdad agresivos?

No es descabellado pensar de vez en cuando en los perros pitbull y relacionarlos con noticias de ataques de perros. Esta raza es una de las que más portadas ha copado debido sobre todo a muertes y heridas a humanos.

Pero, ¿realmente son los perros Pitbull los agresivos? ¿O tienen parte de culpa los dueños de estos perros y sus situaciones?

Raza Pitbull, una de las que más necesidades tiene

Cualquier perro, independiente de que sea de raza potencialmente peligrosa (algo que en la actualidad ya ha desaparecido con la nueva Ley de Bienestar y Protección Animal (modificada el pasado 9 de marzo de 2022)), necesita ser educado.

No basta con buscar nombres para perros Pitbull, ponérselo y enseñarle algunas órdenes básicas como acudir al ser llamado o a sentarse. También es necesario socializarlo y comprender cómo es el perro.

En general, no se puede calificar a un Pitbull como un perro agresivo, sino temperamental. Es un perro que tiene carácter y que, cuando se enfada o cuando algo desencadena en él una situación de estrés o de miedo, tiende a atacar y no es de los que recula, sino que, cuando lo hace, busca hacer el máximo daño posible.

Sin embargo, realmente los perros potencialmente peligrosos han sido considerados así solo por haber sido destinados a ciertas actividades que requerían esa agresividad, como son perros de pelea, de guarda, etc. Esto ha hecho que se consideren peligrosos, pero en realidad un perro no tiene por qué serlo si no se le educa para ello.

Los factores que predisponen a los perros Pitbull a ser peligrosos

Los propios expertos, veterinarios de todo el mundo, opinan que hay una gran cantidad de factores por los que puede predisponerse a los perros Pitbull, o a cualquier otra raza, a tener una conducta agresiva. Algunos de estos son comportamientos que las personas mismas pueden llegar a tener de manera inocente, sin saber que, indirectamente, están potenciando la agresividad y temperamento de su perro.

Los más habituales pueden ser:

La separación prematura de los cachorros

Un cachorro ha de permanecer con su madre un mínimo de 2 meses para que tenga una educación de base de su propia madre. Sin embargo, en muchos casos, sobre todo por parte de criadores, se separan demasiado pronto lo que impide que aprenda comportamientos básicos que sí logra pasando ese tiempo junto a su madre y hermanos.

Falta de crianza de la madre

Debido a múltiples factores como puede ser que esta no haya tenido una buena crianza, o por las condiciones negativas de su vida (estar abandonada, no cuidarla bien o incluso morir).

Falta de educación básica

En el caso de los perros jóvenes, o incluso los adultos, necesitan una guía para saber lo que pueden y lo que no pueden hacer. Todos los perros, en algún momento, desafían al que consideran que es el líder de una manada y es este el que debe imponer su voluntad, y no al contrario.

Por eso, es adecuado pasar tiempo con el animal o adiestrarlo, aunque sea mínimamente, para hacerle entender que él es el "sumiso" y que debe obedecer al dueño. Por supuesto, no implica el obligarlo a ciertos comportamientos u órdenes negativas. Y muchos menos utilizando los castigos para que obedezca.

Se está ante una raza con muy temperamento y puede incluso revelarse si no se domina bien.

Adoptar perros Pitbull sin tener las herramientas necesarias

Es habitual ver en perreras, asociaciones de animales, etc. perros Pitbull que han sido abandonados y buscan una segunda oportunidad. Y hay personas que se los adaptan con todo el amor posible.

Pero estos animales a menudo traen consigo traumas o han vivido situaciones que los han marcado y que, a veces sin saber, puede desencadenarse un comportamiento agresivo como protección a algo que ha vivido y que quiere evitar.

Por eso, cuando no se cuenta con las herramientas adecuadas, hay que plantearse la adopción. Si bien muchas asociaciones ofrecen asesoramiento y ayuda, sobre todo para la transición y adaptación del animal.

Malos tratos

Algunos dueños de mascotas no saben tenerlas y aplican castigos severos o malos tratos a estos animales, hasta el punto de anular por completo al animal. Sin embargo, esto no quiere decir que este no se defienda. Puede haber un momento en que el animal se resista, oponga resistencia y ataque.

Es una respuesta ante una situación negativa y sin duda dolorosa que hace que responda de la manera más violenta, normalmente porque es lo único que ha visto a lo largo de su vida. Este tipo de animales no han tenido una buena socialización de pequeños lo que hace que reaccione desatando su ira.

Perros Pitbull, ¿son de verdad agresivos?

¿Se puede tratar su temperamento?

Tener un Pitbull no significa que vaya a ser agresivo. Es cierto que está en su naturaleza, pero existen muchas variables por las cuales se puede desatar esa agresividad: el estrés, falta de interacción con humanos o con otros animales, dolores, miedos...

Por tanto, para tratar ese temperamento agresivo es necesario saber antes la causa que lo provoca. Para ello, los controles desde pequeño, así como contar con médicos veterinarios e incluso expertos en conducta animal es muy importante. El adiestramiento canino no va a eliminar ese instinto y temperamento, ya que no hace hincapié en esas necesidades.

Agresividad en Pitbull: ¿culpa humana o animal?

A raíz de todas las noticias acerca de ataques de perros Pitbull se siembra la duda. Pero, en esos casos, ¿de quién sería la culpa real? ¿Es el ser humano el que la tiene?

Para responder es necesario comentar el origen de esta raza. Y es que este tipo de perros fueron creados mediante la modificación genética. En otras palabras, fue el ser humano el que "diseñó" a este perro, con su condición, con su temperamento. Con su agresividad.

El origen del perro es el de un experimento humano que se llevó a cabo mediante el cruce de algunas razas y una modificación en los genes para que fuera como es. De hecho, aquellos que eligen esta raza sobre otras de igual tamaño lo hacen por su bravura, por el porte “peligroso” que tienen.

Ya queda en cada uno sacar conclusiones y entender, quizás un poco más, a esta raza de perros.