Aromaterapia en Veterinaria (Escuela Anglosajona)

«Otros Aceites Esenciales de uso en Veterinaria»

Recomendados para Perros, Caballos y Animales grandes, ¡No para Gatos!

Otros Aceites Esenciales de uso en Veterinaria

Albahaca (Ocimum basilicum)

El aceite esencial de albahaca es útil para restablecer el equilibrio mental, el enfoque y la claridad. Por esta razón, podemos añadirlo, en cantidades muy pequeñas, a mezclas para animales que sufren de nerviosismo o ansiedad.

Contiene cantidades moderadas de fenilpropano metil chavicol (aproximadamente 30%). Como los aceites esenciales que contienen este grupo químico pueden causar irritación, debemos usar este aceite con moderación con animales. La albahaca es uno de los aceites clave en mezclas para perros con ansiedad por una separación. Es preferible emplear el quimiotipo linalol, ya que su contenido de metil chavicol es más bajo.

Alcaravea (Carum carvi)

El aceite esencial de alcaravea se obtiene de las mismas semillas de alcaravea que se usan para elaborar pan de centeno. El aceite y las semillas son remedios tradicionales para todo tipo de enfermedades digestivas: flatulencia, falta de apetito, indigestión y mal aliento. Usa este aceite esencial en pequeñas cantidades para mezclas para animales con estas dolencias. El aceite es ampliamente utilizado por la industria farmacéutica como aromatizante y, por lo tanto, tiene un historial de uso interno seguro. A pesar de todo, asegúrate de obtenerlo de un proveedor confiable, ya que se usa internamente.

Bergamota (Citrus bergamia)

Es un potente agente antifúngico, por lo que es útil en mezclas para el tratamiento de afecciones fúngicas, como las infecciones de oído canino. La bergamota es un ingrediente clave junto con la lavanda, la manzanilla romana y el niaulí en una mezcla para perros con oídos sucios u oídos con sobrecrecimiento bacteriano o de levadura. Esta mezcla es efectiva para eliminar las infecciones de oído en perros con infecciones reincidentes que son resistentes a los tratamientos veterinarios convencionales que consisten en antibióticos, agentes antimicóticos y esteroides. Es frecuente la fotosensibilización debido a la presencia de cumarinas (bergapteno). Las versiones de aceite libres de bergapteno (BF o FCF) están disponibles para aquellos que deseen aprovechar el aceite sin el riesgo de sensibilización. Se recomienda la bergamota BF/FCF para uso animal, a pesar de que el aceite está parcialmente rectificado para eliminar las cumarinas.

Canela de Ceilán – Hojas (Cinnamomum zeylanicum)

Asegúrate de utilizar hojas y no corteza. El aceite de corteza es un poderoso sensibilizador de la piel que nunca debe usarse externamente. El aceite de la hoja es mucho más suave, pero aún debe usarse con sumo cuidado. La fragancia cálida y picante de la canela (hojas) es muy atractiva, pero conlleva el riesgo de irritación de la piel. Usa este aceite en una mezcla para uso externo, siempre altamente diluido y en presencia de otros aceites esenciales. Usado internamente, el riesgo de irritación ya no está presente, por lo que es el uso ideal para este aceite de especias. Es un excelente tónico digestivo con una larga historia de uso. Tiene efectos tónicos y es un poderoso antimicrobiano. Añádelo a las mezclas para reducir la flatulencia en los perros. Utilizado en un difusor, es un potente desodorante y un filtro de aire ambiental.

Cardamomo (Elettaria cardamomum)

El aceite esencial de cardamomo es similar en uso al de alcaravea y por esta razón encuentra su camino en muchas mezclas sinérgicas para tratar problemas digestivos. Su eficacia para el mal aliento lo convierte en un ingrediente clave en una formulación de aceites para combatir la halitosis canina, junto con la hierbabuena y la semilla de cilantro. El cardamomo también se usa ampliamente en la industria farmacéutica como aromatizante, para uso interno. El uso interno de estos aceites de especias es seguro para los animales en cantidades diluidas.

Cilantro (Coriandrum sativum)

La semilla de cilantro es un elemento tonificante, equilibrante y fortalecedor que promueve y apoya la digestión. Es un estimulante circulatorio y, por lo tanto, una buena adición a las mezclas para dolores en las articulaciones, músculos o artritis. El aceite se utiliza con frecuencia en productos farmacéuticos como aromatizante y en la industria alimentaria para dar sabor a los licores. El uso interno de este aceite se considera seguro en las cantidades adecuadas. El suave aroma a base de hierbas lo convierte en ideal para incorporar a una variedad de mezclas. Es suave y no tóxico.

Citronela (Cimbopogon nardus)

La citronela es bien conocida como la sustancia por excelencia repelente de insectos en velas y lámparas de aceite, insecticidas, productos para el aseo de mascotas. Los numerosos usos comerciales de la citronela están relacionados con su bajo coste. Sin embargo, el aceite no debe ser usado en exceso, ya que puede ser irritante para la piel y también puede causar toxicidad. Emplea una pequeña cantidad en mezclas repelentes de pulgas, junto con aceites esenciales como la salvia sclarea, la menta piperita o el limón.

Enebro (Juniperus communis)

El aceite de enebro se destila de las bayas del enebro. El aceite de madera debe evitarse debido a su frecuente adulteración con trementina y sus efectos nefrotóxicos (riñón). Estimulante del sistema circulatorio, el aceite es una incorporación ideal a las mezclas para el dolor articular o muscular, la artritis o la displasia. El aceite de bayas no es tóxico y no irrita en cantidades adecuadas y diluidas. El enebro también es útil para equilibrar la piel grasa, para el acné, el eccema y la pérdida de cabello. Parece que este aceite es eficaz para repeler las garrapatas, pero otras combinaciones de aceites funcionan especialmente bien, en particular el geranio, mirra, opoponax y palo de rosa.

Incienso (Boswellia carterii)

Este aceite esencial, de fama bíblica, tiene una multitud de usos. Está indicado para fortalecer un sistema inmune debilitado y es una buena opción para cualquier mezcla para un animal enfermo o anciano que necesita un "impulso" sistémico. No es tóxico ni irritante y se puede utilizar de muchas formas para todo tipo de dolencias de la piel, debido a sus cualidades antiinflamatorias y antibacterianas. Se cree que el aceite tiene cualidades rejuvenecedoras y regeneradoras sobre la piel y por esta razón es un ingrediente popular en productos para arrugas y cicatrices.

Jara (Cistus ladaniferus)

Se destila de la resina cruda, ramitas y hojas de la planta. El aceite tiene un aroma particularmente inusual, pero sus beneficios superan cualquier aversión aromática potencial. Añade este aceite sobre todo a mezclas para el cuidado de heridas. Tiene propiedades antibacterianas y astringentes, además, es efectivo para detener el sangrado y en la prevención de hematomas.

Laurel (Laurus nobilis)

Este aceite esencial tiene una combinación inusual de grupos químicos en su composición que lo hacen único. Con los perros se recomienda usar una cantidad muy pequeña en mezclas para fortalecer el sistema inmunitario. Esto se debe a que es un aceite muy potente con riesgo de sensibilización de la piel. Cuando se diluye adecuadamente y se usa en combinación con otros aceites, este riesgo parece minimizarse en gran medida. Es perfecto en difusión para desinfectar el aire de la habitación e imprescindible en cualquier botiquín de aromaterapia.

Limón (Citrus limon)

El aceite esencial de limón es un potente antibacteriano con los efectos calmantes de otros aceites cítricos. Es altamente fotosensibilizante, por lo que no debe aplicarse directamente sobre la piel y debe diluirse en mezclas tópicas con otros aceites que sean el componente mayoritario de la mezcla. El aceite esencial de limón es un eficaz desodorante y un limpiador de aire ambiental (ideal para usar en un difusor nebulizador). Puedes añadirlo a las mezclas repelentes de insectos junto con salvia sclarea, menta piperita y citronela para disuadir a las pulgas, moscas y mosquitos. Añade el aceite esencial de limón a una base de cera de soja para elaborar una vela anti olor animal, junto con aceites de cítricos, menta o pino. El uso de aceite esencial de limón en velas, difusores o sprays no sólo purifica y desinfecta el ambiente, sino que también puede combatir el desagradable olor del perro mojado. Al igual que con el resto de aceites cítricos, los aceites orgánicos son imprescindibles debido a los pesticidas utilizados en el cultivo de cítricos convencional.

Malagueta (Pimenta racemosa)

Tiene una larga historia de uso como tónico capilar. Posee un aroma cálido y picante muy agradable. Sin embargo, este olor no es agradable para las garrapatas, así que puedes añadir este aceite esencial a las formulaciones repelentes de garrapatas para perros. A pesar de un contenido bastante alto del fenol eugenol (que también está presente en el aceite esencial de clavo de olor), este aceite esencial sólo tiene un potencial moderado de irritación. Cuando se usa en pequeñas cantidades con otros aceites esenciales y se diluye adecuadamente, este posible peligro de seguridad desaparece por completo. Los beneficios de este aceite como tónico y antimicrobiano para el cabello (y la piel) son evidentes. Por esta razón, es mejor usar este aceite en lugar del clavo, que es mucho más dermocáustico. También puedes usar este aceite en velas y difusores de cera de soja y añadir algunas gotas a una base de champú natural. Es un excelente desodorizante.

Opoponax (Mirra dulce) - (Commiphora erythraea)

El aceite esencial de opoponax es difícil de encontrar, pero es un ingrediente clave en las mezclas para repeler las garrapatas. También se lo conoce como mirra dulce. Usa este aceite en mezclas repelentes de garrapatas, junto con mirra, geranio, lavanda y palo de rosa. El uso de aceites esenciales como repelentes de plagas se vuelve cada vez más importante en el día a día, ya que un número cada vez mayor de propietarios de mascotas intenta evitar el uso de repelentes tópicos mensuales que contienen pesticidas sintéticos o tienen un riesgo alto de toxicidad. Los aceites esenciales repelen a los insectos debido a su olor, por lo que deben aplicarse con frecuencia. Afortunadamente, ciertas mezclas tienen aromas agradables y los animales disfrutan del toque humano.

Pimienta Negra (Piper nigrum)

El calentamiento y las cualidades estimulantes circulatorias de la pimienta negra, combinadas con una baja incidencia de toxicidad e irritación, hacen que este aceite sea una adición ideal a las mezclas tópicas de masaje para animales con dolores musculares, dolor en las articulaciones, artritis y displasia de cadera. Es muy efectiva la mezcla de este aceite con menta piperita, enebro y hierbabuena para crear un aceite de masaje no tóxico, seguro y efectivo para los animales. La pimienta negra no es compatible con los tratamientos homeopáticos y se cree que actúa como antídoto, así que úsala sabiamente si sigues los protocolos homeopáticos con tus animales.

Pomelo (Citrus paradisi)

El maravilloso aroma de este aceite es edificante, calmante y simplemente delicioso. Puede añadirse a mezclas para calmar, desodorizar y repeler insectos, particularmente pulgas, debido a su rechazo hacia el limoneno hidrocarbonado monoterpeno, del cual el pomelo contiene un 90%. Al igual que otros aceites cítricos, tiene un efecto clarificante y tónico sobre la piel y los tejidos e incluso se cree que estimula el crecimiento del cabello. Es útil en pequeñas cantidades para animales con una producción desequilibrada de sebo que provoca problemas en la piel. El aceite no es tóxico y, a diferencia de otros aceites cítricos, no causa fotosensibilidad. Tiene una vida útil más corta que otros aceites cítricos, por lo que se debe tener cuidado para evitar la oxidación, que puede conducir a irritación de la piel. La calidad orgánica es importante, ya que la mayor parte de la producción de este aceite procede de Estados Unidos, donde se usan pesticidas.