En los Mares y Océanos
Vaquita

reino
Animalia
familia
Phocoenidae
filo
Chordata
género
Phocoena
clase
Mammalia
especie
P. sinus
orden
Cetacea
nombre binomial
Phocoena sinus
suborden
Odontoceti
   
       

Esta pequeña marsopa es el cetáceo marino más avanzado, con la única excepción posible de las ballenas francas septentrionales.

La vaquita, limitada al cuarto superior del golfo de California (México), también es el cetáceo marino con una distribución más restringida. El término latino sinus, que significa «escondrijo» o «bahía», alude a ello.

No se reconoció como especie hasta el año 1958, cuando se describió a partir de tres cráneos recogidos en una playa. Los científicos no consiguieron especímenes de carne y hueso en los que se pudiera ver la pigmentación y la morfología externa general, ni pudieron elaborar censos basados en avistamientos hasta 1985. A pesar de que la vaquita está geográficamente más cerca de la marsopa común (que frecuenta la costa central californiana), está más emparentada con la marsopa negra (que se encuentra desde Perú hacia el sur). Presumiblemente evolucionó a partir de una población ancestral que se desplazó hacia el norte hasta el golfo de California durante el Pleistoceno, tal vez hace un millón de años.

Tiene la estructura corporal típica de las marsopas, con la anchura máxima representando hasta el 68% de su longitud corporal. No tiene apenas pico, pero presenta una leve protrusión del maxilar superior en la base de la frente. Su aleta dorsal es muy larga (en comparación con la de otras marsopas) y muy enhiesta, con el borde posterior vertical o ligeramente falciforme. Presenta de 16 a 22 pares de dientes en el maxilar superior y de 17 a 20 en el inferior.

Su pigmentación es sutil, pero relativamente compleja. Tiene una capa dorsal gris oscura que se extiende hacia abajo, cubriendo aproximadamente la mitad del costado, mientras que la otra mitad es de un gris más claro. El vientre y la garganta son blancos, con vetas grises. Los límites entre las zonas de distintos colores  pueden parecer difusos en condiciones de campo, pero de cerca, se ven claramente delimitadas. Las vaquitas tienen un parche ocular negro muy llamativo y una línea oscura variablemente definida que une la parte anterior de la aleta pectoral  con el centro de la mandíbula inferior. La barbilla y los labios son negros.

Las medidas máximas son: 1,45 m de longitud en los machos y 1,5 en las hembras, con un peso aproximado de 45-50 kg. Las medidas al nacer son 70-78 cm de longitud con un peso superior a los 7,5 kg. Se les estima una longevidad de al menos 21 años.

Es endémica del borde noroccidental del golfo de California (a menudo conocido como mar de Cortez). La mayoría de los avistamientos que han podido ser confirmados, se han producido en aguas de menos de 40 metros de profundidad, y a no más de 40 km de la costa.

En la porción septentrional del golfo de California solamente se dan dos odontocetos más: el delfín mular común y el común de hocico largo. Ambos son mucho más voluminosos más gregarios y más activos en la superficie que la vaquita.

Las vaquitas se suelen ver en solitario, a pares o en grupos reducidos de hasta siete individuos. No suelen acercarse a las embarcaciones y apenas se dejan ver en la superficie, saliendo sólo breve y discretamente. Por este motivo, las vaquitas sólo se pueden censar eficazmente cuando las condiciones climatológicas son ideales, esto es, cuando hace poco viento y hay mucha luz.

Esta especie es atacada por tiburones y orcas, al menos ocasionalmente.

Se sabe poco sobre su reproducción, pero se cree que grosso modo presenta similitudes con la marsopa común en muchos aspectos. La gestación dura aproximadamente 11 meses y la madurez sexual la alcanzan entre los tres y los seis años. Las crías nacen a finales del invierno y principios de la primavera (febrero-abril), concentrándose la mayoría de los nacimientos a finales de marzo y principios de abril.

Las vaquitas se alimentan principalmente de peces pequeños y calamares que habitan en el fondo del mar o en zonas próximas en aguas relativamente poco profundas. En los estudios sobre su contenido estomacal, se ha encontrado una gran variedad de especies, lo que sugiere que tienen una dieta poco selectiva.

Esta especie no parece haberse explotado directamente y no existen estimaciones fiables sobre su abundancia en el pasado. Su destino está vinculado al de otra especie endémica de la parte septentrional del golfo de California: un enorme róbalo marino denominado totoaba. La pesca comercial del totoaba se inició en los años veinte y tuvo su máxima expansión en 1942. Las redes usadas eran trampas mortales para las vaquitas, y las capturas accidentales de esta especie, aunque indocumentadas, debieron ser considerables.

La pesca comercial del totoaba se dejó de practicar en los años setenta, pero la caza ilegal y experimental ha continuado, al igual que la colocación de redes para pescar tiburones y rayas. Las vaquitas también mueren al caer en las redes de arrastre para la pesca de caballas y camarones. La mejor estimación de que se dispone en la actualidad sobre la población de vaquitas oscila entre los 500 y los 600 ejemplares. A pesar de que el gobierno mexicano ha establecido una reserva de la biosfera en la parte septentrional del golfo de México para proteger la vaquita y otras especies amenazadas, las actividades pesqueras todavía no están suficientemente controladas. Por este motivo, la vaquita sigue estando seriamente amenazada.

La especie está considerada «en peligro crítico» por la UICN.

MOSTRAR ANIMALES DE LOS MARES Y OCÉANOS    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)