Extinción
Pingüinos (esfenisciformes)

Los pingüinos, que habitan en el hemisferio sur, son incapaces de volar pero están bien adaptados al mar, tienen alas similares a aletas, pies palmeados y cuerpos hidrodinámicos. Están amenazados por los cambios que se dan en las  zonas donde crían y se alimentan.

SUPERVIVENCIA EXTREMA

Los pingüinos tienen un plumaje muy denso y una gruesa capa de grasa que los protege de las frías aguas y de las temperaturas más bajas del planeta. En la imaginación popular ningún otro grupo de aves se asocia a un lugar tan inhóspito, sin embargo, sólo cuatro especies –los pingüinos emperador, antártico, adelia y gentú- viven entre el hielo de la Antártida. La mayor parte de las especies de pingüinos anidan fuera de la Antártida, en islas como Nueva Zelanda, o en Sudamérica y Sudáfrica. Sólo una, el amenazado pingüino de Galápagos se encuentra cerca del ecuador.

COLONIAS ABARROTADAS

Existen 17 especies de pingüinos, que forman la familia de los Esfeníscidos, y todos ellos a excepción del pingüino de ojo amarillo, crían en grandes colonias. Algunas de éstas pueden reunir cientos de miles de aves, de modo que dependen de las llamadas y señales visuales para localizar a sus parejas y crías.

Los pingüinos viven mucho tiempo y no se reproducen hasta los tres años (o, en algunas especies, incluso ocho). Sus periodos de reproducción tienden a ser largos.

CICLOS DE REPRODUCCIÓN

Las especies más grandes del pingüino depositan un solo huevo, que en el pingüino emperador la hembra transfiere inmediatamente al macho. Éste lo incuba durante dos meses entre sus pies, manteniéndolo sin que toque el hielo, y durante este tiempo vive de sus reservas de grasa.

Los pingüinos pequeños suelen poner dos huevos, pero algunas especies uno de ellos es mayor y sólo sobrevive un polluelo. Los detalles sobre la reproducción varían mucho entre las especies meridionales, que tienen un periodo bien definido, y las situadas más al norte que mantienen las colonias durante el año, crían cuando las condiciones son adecuadas.

CAMBIO CLIMÁTICO

En el pasado, los hombres cazaban los pingüinos por su carne y su grasa, causando estragos entre sus colonias, hasta que, protegidos desde hace algunas décadas, han podido recuperarse; sin embargo, el cambio climático, ocasionado por las actividades humanas, plantea duda sobre el futuro de algunas especies.

En efecto, la modificación a largo plazo de la extensión y distribución de los hielos de la Antártida, puede reducir las posibilidades de cría de las cuatro especies que se encuentran allí.

Cambios importantes en las  corrientes del océano y en las temperaturas del agua, podrían alterar la distribución de peces, crustáceos y otras presas, haciendo que los pingüinos no pudieran obtener suficiente alimento cerca de sus criaderos.

RARO EJEMPLAR

Como muchas aves marinas que nidifican en el suelo, la mayoría de los pingüinos crían en islas libres de predadores. Sin embargo, la introducción de gatos y ratas en esos refugios, representa hoy día una importante amenaza. Esta situación afectó gravemente al pingüino de ojo amarillo, que vivía sólo en la isla sur de Nueva Zelanda y algunas islas subantárticas cercanas, hasta que fue atacado por hurones, gatos, ratas y perros, y perturbado por los humanos; sus nidos fueron pisoteados por las ovejas y su inusual zona de cría en los bosques costeros quedó reducida al mínimo. Hoy día afortunadamente, se beneficia de una intensa protección.

 

Al final, la popularidad de los pingüinos les augura un buen futuro.

LA ISLA MACQUARIE

El pingüino real nidifica en esta isla, al sur de Tasmania. Su reducida área de cría lo hace vulnerable a los desastres naturales o causados por el hombre.

VERTIDOS DE PETRÓLEO

El pingüino de El cabo es, en la actualidad, muy vulnerable. Las actividades pesqueras humanas han agotado sus presas y los vertidos de petróleo en el mar matan muchos ejemplares. Los dos mayores vertidos ocurridos desde 1994, acabaron con la vida de 30.000 aves, que sumado a la baja tasa de reproducción de la especie, podría reducir a la mitad su población hacia 2025 si no se establecen programas de preservación. Sin embargo, los pingüinos de El Cabo responden bien cuando se les limpia el petróleo, de modo que estas aves afectadas pueden recuperar de nuevo la salud y regresar a la naturaleza.

MOSTRAR ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)