Extinción
Gibones (primates)

Ningún primate es tan acrobático como el gibón, que realiza temerarios saltos entre los árboles, y duerme, se aparea y tiene sus crías en la cubierta del bosque. Vive en el sudeste asiático, donde se enfrenta a amenazas crecientes, cuando todavía muchos aspectos de su biología y de sus hábitos son poco conocidos.

LOS SIMIOS MÁS PEQUEÑOS

Al igual que los grandes simios, los gibones son primates sin cola, con manos y pies prensiles. Pertenecen a una sola familia, los Hilobátidos, que significa «moradores de los árboles».

De acuerdo con algunos expertos, el número de especies de esta familia, varía entre 9 y 15, o incluso más. Todas ellas evolucionaron probablemente a partir de una sola especie hace unos pocos millones de años, pero cambios climáticos y el nivel del mar, alteraron el mapa del sudeste de Asia, modificando la distribución de hábitats. En este mosaico cambiante, diferentes poblaciones de gibones se adaptaron a las condiciones locales, una evolución que es conocida como especiación geográfica.

SIN ESFUERZO

Los gibones se desplazan de rama en rama. Cada mano tiene cuatro largos dedos que curva juntos como si fueran un gancho, con el pulgar situado en un lado de la palma, los nudillos llegan al suelo cuando está erguido. Un gibón avanza entre las ramas utilizando alternativamente los brazos y aumenta la velocidad balanceando su cuerpo como si fuera un péndulo, es una forma muy eficiente de moverse. Es impresionante comprobar que los puntos de apoyo pueden estar separados más de tres metros.

VIDA EN LOS ÁRBOLES

Los gibones son principalmente herbívoros, y comen frutas, hojas, flores y yemas, aunque también algunos insectos, larvas, huevos, miel y ocasionalmente pequeños vertebrados, como lagartos.

Su dependencia de los árboles locales, los sitúa en grave peligro de extinción, debido a la tala, y a la extensión de los cultivos y las plantaciones de aceite de palma.

Otro peligro reside en la monogamia dominante y en su baja natalidad. En efecto, la mayoría de los gibones son monógamos, la hembra y el macho dominantes en cada familia, establecen fuertes lazos, y crían a sus vástagos durante 14-18 meses en la zona del grupo, que se extiende unas 50 hectáreas en el caso de las grandes especies, como los siamang.

Los lazos familiares son reforzados mediante aullidos que resuenan, a través de la selva, al amanecer y al anochecer.

CAZADORES INMIGRANTES

La caza para conseguir carne, afecta a algunas especies de gibón que están en peligro, como la de cresta negra y la de manos blancas. La carne de gibón se consume en China, y sus huesos, reducidos a polvo, se utilizan en la medicina tradicional para aliviar el dolor.

Este trabajo suelen realizarlo inmigrantes especializados, que venden también las crías como animales de compañía. Las pistas forestales facilitan el acceso al bosque, pero la gente del lugar respeta la vida salvaje, incluyendo a los gibones y su estilo de vida.

 

CRISIS EN JAVA

El gibón ceniciento o de Java, la única especie hallada en esta isla, se encuentra en peligro de extinción. Aunque está protegido desde el año 1924, es difícil aplicar la ley cuando la selva está siendo destruida, y la población humana crece sin parar.

Al igual que otros gibones, resulta espectacular en el zoo, y es criado en cautividad, aunque hay menos de una docena de parejas reproductoras.

Un reciente estudio señaló que el número de gibones, que superaba los 4.000 ejemplares, era superior a lo que se creía. El estudio consideraba que las medidas de protección y las grandes reservas, especialmente en el centro de Java, eran más adecuadas para salvar a la especie que los programas mundiales de cría en cautividad, como en Perth, Australia, y Santa Clarita, California.

DEFORESTACIÓN

La desaparición del bosque afecta gravemente a las poblaciones de gibones, porque, de hecho, su vida está tan unida a los árboles que muchos de ellos no pisan el suelo nunca. Las familias necesitan amplios territorios y no pueden atravesar extensos claros, por lo que raramente prosperan en fragmentos del bosque aislados. Grupos de desplazados terminan luchando por conseguir algunos de los pobres hábitats restantes, cuando los altos árboles adecuados para dormir son los primeros que talan los leñadores.

MOSTRAR ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)