Extinción
Dugongos y Manatíes (sirénidos)

«Vaca marina» es un acertado nombre común para estos grandes animales vegetarianos que habitan principalmente en los mares y los ríos tropicales. Perezosos y afables, los dugongos y manatíes se alimentan de plantas acuáticas en los bajíos, donde, sin embargo, encuentran cada vez más problemas.

DÓCILES HERBÍVOROS

En orden Sirénidos, uno de los más pequeños, tiene sólo cuatro especies. La mayoría frecuenta las cálidas y poco profundas aguas costeras y remonta los ríos en los estuarios.

Los dugongos habitan en las costas del océano Índico, del sudeste de Asia, y del norte de Australia. Sus aletas delanteras son relativamente pequeñas y la cola es similar a la de las ballenas.

Las tres especies de manatíes corresponden a las Antillas, al Amazonas y África occidental. Comparadas con las del dugongo, sus aletas son largas y tienen la cola redondeada. El manatí del Amazonas es el único Sirénido que vive sólo en agua dulce. Los manatíes evolucionaron durante millones de años ocupando un nicho ecológico muy especializado. En pocas décadas, su hábitat ha cambiado tanto que su supervivencia plantea serias dudas.

Los pronósticos más pesimistas, indican que los dugongos podrían haberse extinguido en 2030. Su población decrece rápidamente aunque la especie mantiene una reserva en Australia occidental.

BAJÍOS PELIGROSOS

Manatíes y dugongos nunca fueron muy comunes. Pero con una población mundial estimada en menos de 150.000 ejemplares  para las cuatro especies, ahora tienen problemas. Todas son vulnerables y su comercio está restringido.

Los Sirénidos se enfrentan a peligros comunes a los de otras especies fluviales y costeras. Los peores son la contaminación química, el consumo accidental de trozos de plástico, el descenso del nivel del agua debido al regadío y otros usos humanos, el peligro de caer en redes de pesca, la supresión de la vegetación acuática y los diques e instalaciones hidroeléctricas que afectan a las corrientes y al flujo de las mareas. En general el desarrollo costero representa un desastre para los Sirénidos. Pero los manatíes de las Antillas, aprovechan las ventajas del agua caliente de una central eléctrica en West Palm Beach, Florida.

Carne, grasa, cuero, dientes y huesos de los Sirénidos han sido utilizados por la población local, y esta caza continúa, aunque hoy sea ilegal. Los dugongos son matados en Nueva Guinea y los manatíes del Amazonas, son capturados por los pueblos ribereños. El manatí de África occidental es considerado una exquisitez en Sierra Leona y Nigeria.

RECURSO VALIOSO

 

El principal problema que afecta a los Sirénidos es el dramático desarrollo industrial, residencial y turístico en las costas tropicales en las que vive. Todo ello genera invariablemente un mayor tráfico naviero, incrementando los riesgos de contaminación, ruidos y choques mortales con cascos y hélices.

Dado que la cría en cautividad de estos animales es impracticable, las mejores opciones de futuro residen en la adopción de canales navegables y reservas costeras, como la de Shark Bay, en Australia occidental, declarada Patrimonio de la Humanidad. Unos 10.000 dugongos viven en el área de Shark Bay, aproximadamente un 10% de la población global.

HÉLICES PELIGROSAS

El tracto digestivo de un Sirénido produce mucho gas, propiciando que su cuerpo flote. Manatíes y dugongos descansan flotando en la superficie, y con sus trabajosos movimientos y lentas reacciones, chocan frecuentemente con todo tipo de embarcaciones. La denominada «mortalidad relacionada con las embarcaciones» es el principal problema en los canales, especialmente en Florida.

MOSTRAR ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)