Extinción
Cerdos e hipopótamos (artiodáctilos)

Algo injustamente, los cerdos, jabalíes e hipopótamos tienen reputación de animales sucios y voraces, y son vistos solamente como una fuente de proteínas y cuero. El exceso de caza y la pérdida del hábitat, han dañado a la mitad de la familia del cerdo. Confinado a pantanos y bosques de África occidental, el hipopótamo enano es frecuente víctima de los cazadores.

MALA PRENSA

Cerdos e hipopótamos forman parte del orden Artiodáctilos, al que también pertenecen camellos, ciervos, jirafas y el ganado vacuno. Son criaturas inteligentes con un fascinante comportamiento social, pero que sufren un problema de imagen que impide que sean objeto de campañas de conservación.

En muchos casos se benefician de las reservas establecidas para proteger a primates y felinos. Si las poblaciones de cerdos salvajes se gestionasen con criterios de sostenibilidad, en vez de ser cazadas hasta la extinción, podrían ser una fuente de recursos a largo plazo para la población local.

En África, el hipopótamo (la mayor de las dos especies) se respeta, aunque sólo sea porque su tamaño aconseja mantenerse lejos. Produce ingresos por turismo y está bastante difundido. Pero la situación de su pariente más pequeño –el hipopótamo enano- no puede ser más diferente.

HIPOPÓTAMO ENANO

Con sólo 1,5 m de longitud y unos 250 kg de peso, el hipopótamo enano está mejor adaptado a la vida en tierra que su pariente. También es más solitario y tiene un área de distribución reducida en África occidental, principalmente en Liberia, así como en Guinea, Costa de Marfil, Sierra Leona y Nigeria.

Durante el día permanece en los ríos de la selva o en pantanos, saliendo de noche para comer hierbas, carrizos y frutos. A pesar de la protección legal, está amenazado por la tala, la desecación de los pantanos, la contaminación del agua y, sobre todo, por los cazadores, que ambicionan su preciada carne.

OMNÍVOROS ADAPTABLES

Las 19 especies de cerdos, jabalíes y babirusas son nativas del Viejo Mundo. Algunas de ellas han sido introducidas en otros continentes. Tienen el cuerpo rechoncho y las patas cortas, con hocicos sensibles alargados para olfatear y hozar en busca de alimento. Como mínimo 7 especies están en peligro.

El cerdo más grande es el jabalí gigante de la selva de África central, que alcanza un peso de hasta 275 kg. Aunque era conocido por los habitantes de la selva tropical y objeto de superstición en sus culturas, éste no fue conocido por la ciencia occidental hasta 1904. Las principales amenazas que sufre son la pérdida del hábitat a manos de la agricultura, y la caza para conseguir su carne, cuero y los colmillos de los machos.

En el otro extremo de la escala, el jabalí enano está en situación crítica. La caza furtiva y la pérdida del hábitat, zonas herbáceas a orillas de los ríos, los han restringido a dos reservas, Manas y Barnadi, en Assam, en el nordeste de la India.

CERDOS ASIÁTICOS

Las selvas y bosques pantanosos del sudeste de Asia, acogen algunas raras especies en declive. La pelada babirusa de Sulawesi y de las islas próximas de Togian, Mangole y Taliabu, de Indonesia, está clasificada como vulnerable. En estado salvaje quedan cerca de 4.000 babirusas, pero aunque anteriormente habían sido consideradas una sola especie, los recientes estudios sugieren que deben considerarse como tres especies separadas. De este modo, cada una de las variantes geográficas de babirusas contiene sólo una parte de la cifra total, incrementando la amenaza.

 

Las babirusas son cazadas por los habitantes de las islas y por manadas de perros asilvestrados. La tala comercial a gran escala está reduciendo la selva tropical rápidamente, lo que facilita la tarea de los cazadores furtivos. Muchas babirusas son atrapadas cuando abandonan la seguridad de la selva para revolcarse en el barro.

Otro jabalí selvático, el de Visayan, Filipinas, está en situación crítica. Quedan algunos ejemplares en dos de las seis islas en las que  antes habitaba, en pequeños restos de selva en Negros, y en las montañas occidentales de Panay. Su conservación casi no es una prioridad en los planes locales, dado que asalta los cultivos y los árboles frutales de los agricultores, quienes apenas pueden sobrevivir con la roza. Por otra parte, la reproducción en cautividad del jabalí de Visayan, que se lleva a cabo en centros de Negros y Panay, puede asegurar la supervivencia de la especie.

El número de jabalíes Visayan, poco conocido, se ha reducido un 98% durante el siglo XX. Tratado como una plaga ha sido aniquilado por los granjeros y, además, el cruce con cerdos domésticos huidos, amenaza la pureza genética de la especie.

MOSTRAR ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)