En el Desierto
Camello Bactriano Asiático

REINO
Animalia
FAMILIA
Camelidae
FILO
Chordata
GÉNERO
Camelus
CLASE
Mammalia
ESPECIE
C. bactrianus
ORDEN
Artiodactyla
nombre binomial
Camelus bactrianus
       

El camello bactriano asiático o simplemente camello (Camelus bactrianus, llamado a veces Camelus ferus), es una de las dos especies de la familia Camelidae que se pueden encontrar actualmente en el Viejo Mundo.

Está muy emparentado con la otra, el camello arábigo o dromedario (Camelus dromedarius), hasta el punto de que ésta podría ser un descendiente suyo, aparecido no hace demasiado tiempo.

Esta especie presenta una morfología muy peculiar, y se distingue fácilmente por la presencia de dos jorobas prominentes en la región dorsal, un cuello largo y curvado, cola relativamente corta, pestañas muy largas, orejas pequeñas y peludas y un hocico ancho, con el labio superior profundamente dividido.

Posee unos canales que van desde cada nostrilo hasta el labio superior. Presenta extremidades largas y una cadera contraída. Su coloración varía del café intenso al grisáceo.

Como miembro de los camélidos, tiene sólo dos dedos en cada pata (el tercero y cuarto) y las falanges distales son pequeñas y no están cubiertas por una pezuña, y en cambio poseen tan sólo una uña en la superficie superior.

Presenta pelos más largos y gruesos en la cabeza, cuello, dos jorobas, patas delanteras y punta de la cola. Prácticamente no posee glándulas sudoríparas en la piel.

Longitud de cuerpo y cabeza: 2.250 a 3.450 mm.
Longitud de la cola: 350 a 550 mm.
Altura al hombro: 1.800 a 2.300 mm; 2.130 (a la joroba) en promedio.
Peso: 300 a 690 Kg.

Original de Asia y China (noreste del país).

Históricamente se distribuía a lo largo de las estepas áridas y zonas semidesérticas desde la región central de la ex-URSS hasta Mongolia. Es posible encontrarlo en las estepas del Gobi a lo largo de sus ríos, pero en cuanto la nieve desaparece regresa al desierto. En estas zonas se alimenta prácticamente de cualquier planta que ahí crezca, principalmente durante el día.

En Asia Central, esta especie fue domesticada hace aproximadamente 2.500 años.

Como especie nativa, habita planicies áridas, semiáridas y desiertos.

Los camellos son capaces de sobrevivir con aportes muy pobres de agua y obtener ésta de la vegetación desértica o incluso tomar aguas saladas y mineralizadas. Son capaces de soportar temperaturas extremas, tanto calientes como frías.

Es posible hallarlo en forma solitaria o en grupos, a veces de más de 30 individuos, con una densidad poblacional de aproximadamente 5 individuos/100 km². Esta especie se caracteriza por tener una visión buena y un excelente sentido del olfato.

Su capacidad para resistir largos periodos de tiempo sin comer ni beber, se debe a la grasa almacenada en las jorobas, y su gran fortaleza física (puede caminar 47 kilómetros al día con cargas de casi 450 kilos), lo han hecho un animal doméstico de gran importancia en las zonas donde habita.

Sin embargo, el camello bactriano está considerado una especie en peligro de extinción, sobre todo en estado salvaje. Sólo se encuentra libre en unas pocas áreas desérticas del sur de Mongolia y la región china de Xinjiang, por donde vaga en pequeños grupos familiares de entre 6 y 30 individuos, en el caso de las hembras y sus crías, o de forma solitaria en el caso de los machos.

Se alimentan de prácticamente cualquier tipo de vegetación que crezca en los desiertos o regiones semiáridas. En caso de períodos prolongados de ayuno pueden comer carne, pescado, piel, hueso, etc.

Estos animales, además de ser buenos corredores (registrando velocidades de hasta 65 Km/h), son aparentemente buenos nadadores.

Las hembras son estacionalmente poliéstricas, dando a luz cada año por lo general con un pico de nacimientos en marzo y abril; sin embargo, en el noroeste del Sáhara las hembras dan a luz entre enero y marzo.

El tiempo de gestación va de 370 a 440 días y tienen generalmente una sola cría, ocasionalmente 2. La madurez sexual la alcanzan entre los 3 y 5 años, y se calcula una longevidad potencial de hasta 50 años.

 

De manera general, la introducción de fauna exótica puede traer como consecuencia la modificación de los hábitats en que se encuentra, ya que estos evolucionaron sin su presencia. Dadas las características ecológicas y fisiológicas de esta especie, es probable que excluya por competencia a alguna especie de ungulado nativo. Adicionalmente, si sus poblaciones crecieran demasiado, podría llegar a alterar la dinámica poblacional de algunas plantas y por consiguiente su abundancia y la composición de las comunidades vegetales de zonas desérticas y semidesérticas.

Por último, esta especie puede ser un portador y transmisor potencial de enfermedades y parásitos que afecten a la fauna nativa.

Son fundamentalmente diurnos.

Se cree que requieren de vegetación halófila, no aprovechable por otras especies, para mantenerse en óptima salud.

MOSTRAR ANIMALES DEL DESIERTO     (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)