En el Desierto
Ardilla terrestre de El Cabo

REINO
Animalia
TRIBU
Xerini
FILO
Chordata
GÉNERO
Xerus
CLASE
Mammalia
SUBGÉNERO
Geosciurus
ORDEN
Rodentia
ESPECIE
X. inauris
FAMILIA
Sciuridae
nombre binomial
Xerus inauris
SUBFAMILIA
Xerinae
       

La ardilla terrestre del Cabo se encuentra distribuida por las regiones comprendidas entre el sur de África, en Namibia y Botwsana, hasta Sudáfrica.

Habitan en regiones tropicales. Prefieren ambientes secos, tales como sabanas y pastizales. También se encuentran en el desierto de Kalahari, donde la elevación es de 600 a 1200 m.

Las ardillas de tierra del Cabo viven en madrigueras, que las protegen de las condiciones climáticas extremas, así como de la depredación. No hibernan.

Poseen el pelo grueso y corto. El color de la piel es negro. En la parte posterior del cuerpo, los individuos varían entre los tonos oscuros y claros de un color marrón rojizo. La parte inferior, las extremidades, el cuello y la cara son blancos. Tienen orejas pequeñas. Una característica definitoria es su cola extendida, casi tan grande como el cuerpo. Hembras y machos son dimórficos, que difieren en longitud y masa. Los machos adultos miden de 452 a 476 mm, mientras que las hembras alrededor de 435-446 mm de longitud. El peso en los machos es de 423 a 649 g y en las hembras de 444 a 600 g., con un promedio de 528,5 g.

La especie se aparea durante todo el año y es promiscua. Tanto machos como hembras se aparean con múltiples parejas. Cuando las hembras se vuelven receptivas, las interacciones con los machos se producen inmediatamente después de salir de la madriguera por la mañana. Las hembras están en celo varias veces al año. El ciclo estral no se produce a intervalos regulares, en cambio, se cree que se produce una especie de ovulación espontánea. Los machos permanecen en busca de hembras en estro y copulan inmediatamente o las persiguen hasta sus madrigueras. Los investigadores encontraron que el apareamiento se produce tanto en tierra como bajo ésta, en las madrigueras. También descubrieron que el tiempo mínimo necesario para la eyaculación es de 25 segundos.

Los machos dominantes tienen más compañeras y acceso prioritario al apareamiento. En las épocas de apareamiento surge rivalidad entre los machos, sin embargo, de las peleas todos los individuos resultan ilesos. Las investigaciones apuntan a que las luchas agresivas serían demasiado costosas debido a que las lesiones en los machos les impedirían el apareamiento. En su lugar, los machos se aproximan uno al otro de lado a lado, saltando, con las partes posteriores arqueadas y las cabezas una frente a otra. Dado que los machos dominantes tienen más experiencia, suelen encontrar a las hembras en primer lugar.

La cría se realiza durante todo el año, con un pico en invierno. Estas ardillas viven en grupos sociales con alrededor de 3 o 4 hembras. Sin embargo, sólo una hembra está en celo en cada momento. En promedio, el periodo de gestación es de 48 días (entre 42 y 49). Las camadas suelen ser de entre 1 y 3 crías, que son ciegas y están desprovistas de pelo al nacer. Los machos no participan en los cuidados de las crías. Las crías salen de la madriguera a los 45 días. Los cachorros comen alimentos sólidos y se alimentan por sí mismos aproximadamente 7 días después de salir de la madriguera. A la edad de 153 días, los cachorros han alcanzado el tamaño adulto y el peso de 570 g. Los cachorros no alcanzan la madurez sexual hasta los 8 meses para los machos y 10 meses para las hembras. Una vez que los machos alcanzan la madurez sexual, abandonan la madriguera, mientras que las hembras permanecen en el grupo social.

Poco se sabe sobre la longevidad de esta especie en el medio silvestre. Sin embargo, en cautividad un individuo alcanzó la edad de 11,5 años.

Son animales de hábitos diurnos que viven en madrigueras. Suelen salir de la madriguera por la mañana, a menudo un par de horas después de la salida del sol, momento en el que se acicalan y se acuestan boca abajo al sol. Tras un corto espacio, comienzan a alimentarse en los pastizales. Las horas de la tarde las dedican a buscar pareja y a socializar. Durante las horas de más calor de la tarde, estas ardillas elevan sus grandes colas mullidas para que actúen como un paraguas que les proporciona sombra. Entran y salen de las madrigueras repetidas veces para ayudar a regular la temperatura corporal. Esta huida repetida de emergencia durante las horas del día se conoce como «ir y venir». Suelen volver a las madrigueras cuando cae la noche.

Las hembras viven en grupos sociales de 1 a 4 ejemplares adultos con sus crías. Las hembras de los grupos sociales comparten vivienda y con frecuencia se acicalan unas a otras. Los machos viven separados, en grupos de hasta 19 individuos. Las hembras no tienen establecida una jerarquía social, pero los machos tienen una jerarquía lineal estricta según la edad. Si bien existe una jerarquía de dominancia, aun así los machos se acicalan unos a otros sin importar su rango.

Mientras se alimentan no se alejan demasiado de las madrigueras. Diferentes entradas están dispuestas en racimos separados, y algunas están conectadas de forma subterránea. Los investigadores encontraron 60 entradas de madriguera en un área de 700 metros cuadrados y grupos de madrigueras separados por 200 m.

Las ardillas terrestres de El Cabo se comunican entre ellas vocalmente. Las llamadas de alarma se utilizan para advertir a las demás de una amenaza. Cuando la amenaza es extrema, emiten un chillido agudo. Si la amenaza es menos intensa, emplean un tono medio. Los ejemplares jóvenes utilizan las llamadas en forma de canto durante el juego. Durante las interacciones diarias, emplean gruñidos para comunicarse. Como la mayoría de mamíferos, es probable que utilicen también el olfato en la comunicación.

Se alimentan de bulbos, pastos, hierbas, insectos, semillas y arbustos.

Los principales depredadores conocidos de la ardilla terrestre son los chacales de lomo negro (Canis mesomelas). Durante una investigación se observó que estas ardillas tardan más tiempo en salir de sus madrigueras cuando los chacales de lomo negro se encuentran cerca. Una vez fuera de la madriguera, éstas buscan las heces de los depredadores con extrema precaución, lo que confirma que las ardillas terrestres utilizan las señales olfativas para detectar depredadores. La víbora bufadora (Arietans bitis) y el lagarto varano de sabana (Varanus exanthematicus), son otros depredadores de la ardilla de tierra del Cabo. Su vida social, la coloración críptica del pelaje y los turnos de vigilancia, ayudan a protegerlas de sus enemigos.

Según la Lista Roja de la IUCN, esta especie ha mantenido una tendencia constante de la población sin amenazas específicas.

MOSTRAR ANIMALES DEL DESIERTO     (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)