Artículos
«Cuida la Alimentación de tu Cachorro»

Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para el bienestar del perro, ya que no sólo las carencias nutritivas causan problemas de salud, sino también los excesos.

El crecimiento es un período principal en la vida del perro. En la actualidad, existen un gran número de estudios sobre la alimentación de animales en crecimiento, y se pueden evitar cada vez más problemas de salud en la edad adulta mediante una buena nutrición durante los dos primeros años de vida de nuestra mascota. Un cachorro no es sólo un perro en miniatura, durante su crecimiento tiene necesidades específicas, diferentes a las de un perro adulto. Para garantizar un crecimiento armonioso y una buena salud, no debe alimentarse de cualquier manera.

La dieta del cachorro se puede dividir en dos períodos:

1º- El período en que el cachorro es amamantado por su madre (o alimentación artificial alternativa con una fórmula específica).
2º- El período posterior al destete, cuando el cachorro no consume leche materna sino un alimento completo.

Incluso si los cachorros comienzan a saborear alimentos sólidos desde la edad de 3 a 4 semanas, el destete durará hasta 2 meses, por lo que es mejor dejar al cachorro con su madre hasta las 10-12 semanas.

Encuentra el Alimento para cachorros de Royal Canin que mejor se adapta a las necesidades nutricionales específicas de tu joven amigo.

CACHORRO (HASTA 4 MESES)

El cachorro ha de comer varias veces al día, ya que no puede digerir comidas abundantes. Por tanto, se le debe suministrar la ración diaria dividida en varias tomas para que su aparato digestivo, poco a poco, “aprenda” a realizar su función. Hasta los cuatro meses el perro puede hacer cuatro comidas al día, de las cuales dos de ellas serán muy ligeras.

DeAnimalia - Cuida la Alimentación de tu Cachorro

No se puede recomendar una única dieta para cachorros, porque no sería válida para todas las razas ni para todos los ejemplares de una misma raza. Cada cachorro tiene sus propias exigencias. En términos generales se puede considerar que una dieta será adecuada si:

●  El cachorro come con apetito.
●  Aumenta de peso correctamente (podemos saberlo pesándolo una vez por semana hasta los dos meses, y cada dos semanas a partir del tercer mes).
●  Defeca con regularidad.
●  Los excrementos son consistentes y no emanan olores particularmente desagradables.

En caso de no cumplirse alguna de estas condiciones, deberemos consultar al criador o al veterinario, a fin de realizar las oportunas modificaciones en la dieta.

PERRO JOVEN (DE 4 A 12 MESES)

El perro joven ha de comer mucho más que un adulto. Hay que tener en cuenta que, al crecer rápidamente, tiene una necesidad proteínica muy elevada que se acentúa todavía más si se trata de un perro de raza grande o gigante. El número de comidas puede reducirse gradualmente de cuatro a dos.

En la etapa de crecimiento, es posible que la alimentación deba completarse con un complejo vitamínico y mineral. Sin embargo, este complemento sólo ha de suministrarse en caso de necesidad real, ya que de lo contrario, puede resultar más perjudicial que beneficioso. Es de lamentar que todavía muchas personas (entre las que se incluyen algunos veterinarios), están convencidas de que los cachorros y los perros jóvenes deben tomar calcio sistemáticamente. Éste es un error grave, porque los efectos nocivos del exceso de calcio son bien conocidos. Sólo existe una forma de saber si el perro presenta realmente un déficit de calcio: un análisis de sangre que nos indique la relación de calcio y fósforo. Si se desequilibra en favor de uno u otro elemento, aparecen los problemas, por lo que deberemos procurar que la dieta sea lo más equilibrada posible.

En cualquier caso, el análisis de sangre es útil para controlar a los ejemplares jóvenes de talla grande y gigante. Por lo que respecta a los de talla media y pequeña, solamente debería efectuarse en caso de albergar dudas sobre la progresión de crecimiento.

LAS NECESIDADES DIETÉTICAS DE TU CACHORRO

Requisitos Minerales

La dieta debe garantizar la ingesta de minerales necesaria para el perro en crecimiento. El crecimiento de los huesos se hace progresivamente al tiempo que los cartílagos "crecen" y se transforman en hueso.

Para esto, el cachorro necesita calcio y fósforo en cantidades suficientes, por lo que se debe prestar atención a las deficiencias. Pero también es necesario evitar cualquier exceso que cause lesiones óseas perjudiciales para el crecimiento (por ejemplo, hipertrofia ósea o hipercalcemia).

Necesidades Energéticas

Los requisitos de energía del cachorro son muy superiores a los de un perro adulto. Para que su crecimiento sea armonioso, es necesario proporcionarle cantidades suficientes de alimento. Pero el estómago del cachorro todavía es pequeño y el riesgo de indigestión es alto. Por lo tanto, se recomienda alimentarlo con un alimento de la gama "crecimiento". Estos alimentos son muy enérgicos sin ser demasiado grasos.

Debe evitarse la sobrealimentación, especialmente si se trata de alimentos estándar, que serán más grasos y menos digeribles para el cachorro. Cualquier exceso de comida puede causar trastornos digestivos a corto plazo (diarrea, flatulencia) y, a largo plazo, la aparición de obesidad en su etapa adulta.

Requerimientos de Proteínas

Las proteínas de buena calidad son esenciales porque son imprescindibles para la constitución de huesos y músculos. La dieta debe proporcionar al cachorro todos los aminoácidos que necesita para evitar el retraso en el crecimiento o la conformación deficiente (deformidad corporal).

Las proteínas también permiten la producción de anticuerpos, que son los portadores de la inmunidad (defensas del organismo). Si el cachorro presenta deficiencias en proteínas, sus músculos no crecerán, su sistema inmunológico estará más débil y será más susceptible a infecciones y parásitos.

¡Cuidado con las etiquetas de alimentos industriales! Para una tasa de proteínas idénticas, dos marcas pueden presentar diferencias significativas en función del origen de estas proteínas: por lo tanto, las materias primas utilizadas en los alimentos de primera calidad, son la carne y el músculo, mientras que otros productos de gama baja, en su lugar utilizan despojos o partes menos nobles del animal.

Las necesidades de Lípidos y Vitaminas

Los lípidos y las vitaminas son necesarios para la salud del cachorro. Algunos ácidos grasos y vitaminas tienen una acción particular en la piel y el pelo. Pero nuevamente, debemos evitar tanto excesos como deficiencias.

Se estima que la cantidad de grasa cruda no debe superar el 20% de la ingesta diaria de un cachorro. El exceso de energía conduce el animal a la obesidad, el riesgo es más grave en la fase de crecimiento, ya que demasiado peso interrumpe el desarrollo de las articulaciones y predispone al cachorro a problemas óseos y articulares.

Los alimentos nutricionales de alta gama están formulados para proporcionar al cachorro el equilibrio adecuado de proteínas, carbohidratos y grasas para un crecimiento óptimo. Al respetar las raciones recomendadas sin ninguna adición, contribuyes a su equilibrio nutricional.

Si alimentas a tu cachorro con un alimento de alta calidad, no debes suministrarle un suplemento vitamínico nutricional sin receta veterinaria. De hecho, los alimentos de alta gama están perfectamente equilibrados y enriquecidos con vitaminas, aminoácidos y otros oligoelementos necesarios.





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)