En el Bosque
Banteng de los bosques o Toro de Bali

REINO
Animalia
FAMILIA
Bovidae
FILO
Chordata
GÉNERO
Bos
CLASE
Mammalia
ESPECIE
B. javanicus
ORDEN
Artiodactyla
nombre binomial
Bos javanicus
       

Antepasado del banteng doméstico y semejante al ganado vacuno doméstico en cuanto a su aspecto general, el macho de banteng de los bosques es entre marrón negruzco y castaño oscuro; la hembra y las crías son de color marrón rojizo. Todos tienen manchas en los lados inferiores, patas y rabadilla. Los cuernos del macho, conectados en la base de la frente, alcanzan hasta los 75 cm. de longitud, en ángulo hacia fuera y luego hacia arriba; los de la hembra son más pequeños y con forma de media luna.

Habitan distintas áreas del sudeste de Asia. Se cree que primero fueron domesticados en Java, tras lo cual se introdujeron en Bali, Birmania, Borneo, Tailandia y Malasia, donde se encuentran actualmente.

El banteng parece preferir las regiones más abiertas y secas, cerca de densos matorrales; parece que existe poca dependencia a la presencia de agua. Durante el monzón tienden a emigrar hacia zonas más altas, ocupando densos bosques y selvas de bambú; vuelven a las tierras bajas para la estación seca. Las poblaciones salvajes de este bóvido son escasas y su hábitat está disminuyendo de forma rápida.

Alcanzan una longitud de cabeza y cuerpo de 1,8-2,3 m; la cola mide 65-75 cm. El peso oscila entre los 400 y los 900 kg. Las hembras son más pequeñas.

Por lo general, sólo se encuentra un macho adulto en cada rebaño. Este macho se reproduce con todas las hembras adultas del rebaño. Los machos compiten por el dominio de una manada, y probablemente no sean capaces de mantener el rebaño a menos que se encuentren en perfectas condiciones y hayan alcanzado la madurez sexual.

Son capaces de reproducirse durante todo el año en cautiverio, mientras que en estado salvaje, la reproducción está limitada a los meses de mayo y junio. El período de gestación dura 285 días, después de lo cual dan a luz a una sola cría. Un joven banteng puede amamantar hasta los 6-9 meses, y no alcanzará su plena madurez hasta los dos o tres años de edad. Las hembras son las encargadas de cuidar y alimentar a las crías. Las crías son capaces de ponerse en pie y caminar poco después de nacer.

En estado salvaje se les estima una esperanza de vida alrededor de veinte años, mientras que en cautiverio, el ejemplar más viejo vivió veintiséis años y siete meses.

Viven en rebaños de hembras y crías, compuestos por entre 2 y 40 individuos, con la presencia de una sola figura masculina adulta. Otros machos viven solos o en grupos de solteros. En las zonas no perturbadas, son principalmente diurnos, aunque pueden estar activos en cualquier momento del día. En las zonas donde han sido hostigados por el hombre, adoptan hábitos nocturnos, alimentándose durante la noche. Son animales tímidos y cautelosos, que se sirven de la presencia de una densa vegetación para refugiarse.

Durante la estación seca se alimentan principalmente de hierba. Cuando llega la temporada de monzones, su dieta se compone de plantas herbáceas, como el bambú.

El hombre es el principal predador del banteng de los bosques. Es cazado por su carne, por su piel, para la confección de artículos de cuero, y también para el comercio. En tiempos históricos pudo haber sido presa de los tigres, aunque la mayoría de subespecies de tigre que se encuentran en el área de distribución del banteng, están ahora extintas o en grave peligro. El perro rojo o dole (Cuon alpinus) puede depredar sobre los ejemplares jóvenes, ancianos o enfermos. Su gran tamaño lo hace invulnerable a muchos depredadores.

Se estima que existe una población doméstica (siendo conocido en este caso como toro de Bali) de al menos dos millones de ejemplares, que se utilizan para la producción de carne y como animales de trabajo. En cierta medida son empleados también como reclamo para promover el turismo. Los cazadores de caza mayor pagan para rastrear y matar a estos animales cerca de la Península de Coburg.

 

La especie está clasificada como «en peligro de extinción» por la UICN (1996), y por el Departamento del Interior de EE.UU. Esto se debe a la destrucción del hábitat, la caza, el comercio, la transmisión de enfermedades de los bovinos domésticos (Bos taurus), y la contaminación del patrimonio genético, causado por la hibridación con el ganado doméstico. Los apareamientos entre bantengs salvajes y sus parientes domésticos, producen descendencia fértil.

Las poblaciones salvajes de banteng permanecen actualmente sólo en áreas aisladas de Borneo y Java. La población total se estima en alrededor de 5.000-8.000 individuos. Otras poblaciones no suman más de 500 animales. Las poblaciones de banteng han sido erradicadas de la India, Bangladesh y Malasia occidental. Las poblaciones de Asia continental, han disminuido un 80% en los últimos 20 años.

El comercio ilegal de los cuernos de esta especie está muy extendido, y desgraciadamente no existen sistemas de control en sus áreas de distribución.

MOSTRAR ANIMALES DEL BOSQUE    (Mostrar | Ocultar)





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)