Artículos
«Con rabo, para no estar a la cola»

Fuente: Revista Pelo Pico Pata – Nº 43

El rabo ha supuesto un paso al frente en la evolución de las especies. Nada en la naturaleza es gratuito y en la historia evolutiva de los animales, cada una de las partes de su cuerpo y la forma que adopta corresponde a una necesidad.

Por qué unos animales tienen rabo y otro no? La cola apareció en los primeros animales hace más de 400 millones de años y representó una gran ventaja competitiva para sus portadores. En aquella época aún no había vida sobre la tierra firme, sólo en las aguas marinas, y sus habitantes se desplazaban mediante movimientos ondulatorios desde la cabeza hasta el extremo final del cuerpo. Este sistema de natación tan primitivo aún se conserva en animales tan poco evolucionados como la anguila. Con el tiempo apareció la aleta caudal, que fue evolucionando hasta convertirse en un instrumento altamente técnico. Los peces pueden mantener la parte delantera del cuerpo rígida y proyectarse al frente mediante el coleteo de la aleta caudal.

En algunas especies, como en los túnidos, la aleta caudal es tan sofisticada que les permite alcanzar grandes velocidades. El atún, con unos 70 km/h, es el pez que nada más rápido, aunque en recorridos cortos, puede alcanzar los 110 Km/h; una proeza considerando la enorme fuerza de retención que ofrece el agua.

DEL AGUA A LA TIERRA

Los anfibios fueron los primeros animales vertebrados en adaptarse a una vida semiterrestre. Se estima que surgieron de los peces hace unos 360 millones de años. La espina cartilaginosa de los peces, evolucionó convirtiéndose en un esqueleto; eran animales que todavía conservaban agallas y escamas de pez, pero que, en lugar de aletas, presentaban patas anchas y aplanadas con muchos dedos. De la antigua aleta caudal surgió una verdadera cola osificada en vértebras, que el animal continúa utilizando para desplazarse en el agua y que en tierra le sirve como contrapeso que nivela sus desplazamientos.

Paulatinamente siguen produciéndose cambios que facilitan la vida terrestre, los más destacados son la aparición de una lengua viscosa, empleada para capturar presas y glándulas cutáneas secretoras de veneno para defenderse. Según el sistema que emplean para la caza, unos conservan la cola (orden Caudata), como las salamandras y los tritones y otros, que cazan al salto, la pierden (orden Anura), como las ranas.

Las ranas mantienen la cola durante su estado de renacuajo, en que viven en el agua, y les sirve para nadar. Al crecer desaparece en la rana adulta, puesto que este apéndice supone un obstáculo para los saltos.

SALVADOS POR LA COLA

Todos sabemos que las lagartijas, cuando se sienten amenazadas, se desprenden de la parte posterior de la cola, y mientras el agresor ataca ese trozo, que sigue agitándose con autonomía, ellas escapan. Existe una zona cartilaginosa que permite esa rotura sin daño. Esta cualidad es común a otros muchos pequeños reptiles, como los chacones y eslizones. En algunas especies, la cola supone más del 20% de su peso corporal total, por tanto, perder la cola aumenta su velocidad de fuga ante un depredador. Tras la pérdida de la cola, la regeneración es sumamente importante, pues la cola está implicada en varias funciones: procesos de locomoción, mantenimiento del equilibrio, almacenamiento de energía en forma de grasas y órgano importante en la reproducción, pues el cortejo se realiza mediante la agitación de la cola.

LA COLA DE LAS AVES

Las primeras aves aparecieron hace unos 150 millones de años, descendientes de los reptiles, las escamas evolucionaron hacia las plumas. En sus desplazamientos aéreos la cola formada por huesos y piel resultaba un lastre, por lo que terminó atrofiada, soldándose en un hueso que tiene la función de sostener las plumas de la cola. Nuevamente la cola tomaba su función de práctico timón durante el vuelo, permitiendo que el ave varíe de dirección tanto como de altitud y actuando en el aterrizaje como freno.

La cola adquiere en las aves una segunda misión, muy importante. Es en muchas de ellas uno de los elementos esenciales en las danzas o rituales que realizan durante las épocas de celo para llamar la atención del sexo opuesto. En este caso, las plumas son de vistosos colores y las exhiben abiertas en abanico.

LOS MAMÍFEROS

Las colas son exclusivas de los vertebrados: los peces, los reptiles, las aves y los mamíferos las poseen; algunos invertebrados, sin embargo, poseen apéndices similares a colas, como la del escorpión.

 

Los mamíferos aparecieron hace unos 200 millones de años descendientes de los reptiles y, por regla general, ni vuelan ni nadan, ¿para qué querían entonces mantener la cola? La naturaleza, que dicen que es sabia, permitió que el apéndice caudal adquiriese muy variadas utilidades. Veamos a grandes rasgos algunas de ellas…

Los gatos y todos los felinos en general la utilizan como contrapeso equilibrador en sus saltos. Los perros como timón en la carrera, favoreciendo los cambios de dirección. Los hipopótamos, con una cola muy pequeña en cuya punta aparecen unas cortas cerdas, la emplean para marcar su territorio, hacen girar su cola mientras defecan para distribuir su excremento en la mayor área posible. Los canguros la utilizan como pierna de apoyo. Los équidos y vacunos para proteger su región anal de los insectos y con ellas espantan los tábanos que les molestan. La ardilla del desierto de Kalahari posee una amplia cola que emplea como sombrilla para proyectarse sombra sobre el cuerpo, lo que le permite buscar comida a más de 40° de temperatura, cuando los demás animales del desierto deben estar ya guarecidos en sus madrigueras.

NUEVAS UTILIDADES

Los mamíferos pronto encontraron nuevas utilidades al rabo, en especial cuando la mayor evolución de los mismos les permitió la comunicación dentro de la especie, algunos llegaron a inventar un verdadero lenguaje de la cola. El puerco espín hace sonar las púas huecas del final de su cola para amenazar a sus enemigos. El macho de ardilla invita a la hembra a copular agitando la cola en círculos. Los cánidos sociales, como el lobo y el perro, con un rico lenguaje corporal, colocan la cola baja y entre las patas traseras para manifestar miedo y sumisión; suspicacia cuando la cola está recta y paralela al suelo; erguida es señal de autoridad; y cuando ésta tiene todo el pelo erizado y está erguida y curvada sobre la espalda, señala que el animal está a punto de agredir.

LLEGARON LOS SIMIOS

Hace 30 millones de años aparecieron los primates, que treparon a los árboles por donde se desplazaban a gran velocidad ayudados por su flexible cola. Hoy podemos observar cómo el mono araña o el aullador utilizan su larga cola prensil para sujetarse a las ramas. Cuando los grandes monos descendieron de los árboles, la cola se tornó innecesaria y terminó por atrofiarse, como en el gorila, el chimpancé o el ser humano.





Páginas recomendadas

ENERGÍA INTERIOR

Chakras: Información y Tratamientos

AROMAS QUE CURAN

Aromaterapia y Aceites Esenciales

LIBERA TU SER

Autoayuda y Crecimiento Personal

Tu aportación económica es valiosa para nosotros. Con tan sólo 2€, estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.
Sitio de pago seguro a través de PayPal - (en tu extracto aparecerá como «Donación www.liberatuser.es»)