Aromaterapia en Veterinaria (Escuela Anglosajona)

«Aromaterapia para Peces y Anfibios»

Los aceites esenciales, los hidrolatos, los peces y los anfibios no se mezclan.

Los aceites esenciales no son solubles en agua. Esto los hace inútiles para un acuario. Además son lipófilos, lo que produciría una atracción por el cuerpo de la criatura, "pegándose" a ella y causando una variedad de efectos adversos dependiendo del aceite empleado.

Los hidrolatos, aunque a base de agua, no son la mejor opción. Se debe mantener un nivel de pH muy específico en un acuario. Los niveles variados de pH de los hidrosoles modificarían este nivel, causando un desequilibrio en el tanque y un posible daño a los animales que allí habitan.

Por otro lado, un hidrolato contaminado o adulterado podría introducir bacterias u otras sustancias extrañas en el tanque, causando una buena cantidad de problemas potenciales.

Si se desea probar con una serpiente, por ejemplo, se recomienda hacerlo con un hidrolato muy diluido, consultando con el veterinario o bibliografía de referencia para determinar el pH de la piel de la serpiente. Se realizará siempre una prueba de tolerancia primero, para comprobar si aparecen efectos adversos transcurridas 24 horas.