Aromaterapia en Veterinaria (Escuela Francesa)

«Aerosolterapia en Veterinaria»

La técnica de la Aerosolterapia consiste en rociar partículas sólidas o líquidas con un gas propulsor. 

Al igual que en la inhalación, se utiliza la respiración del animal, pero la ventaja de esta técnica es que penetra más profundamente en el árbol bronquial.

De hecho, el agua utilizada en la inhalación es un elemento pesado que se une rápidamente a las primeras membranas mucosas encontradas (nasales, sinusales, bronquios principales) y no debe utilizarse en un animal con problemas respiratorios, mientras que la Aerosolterapia, a diferencia, utiliza una mezcla de gases en la que sólo el tamaño de las partículas determina la profundidad de penetración en los pulmones.

Una aplicación bien conocida de esta técnica es la anestesia gaseosa. En humanos, las personas con asma o fibrosis quística recurren a este procedimiento.

¿Qué Interés presenta la Aerosolterapia?

Se utiliza para diversas patologías que afectan a las vías respiratorias, ya sean de origen infeccioso, inflamatorio o alérgico. Los aceites esenciales están perfectamente indicados y son beneficiosos: esta terapia permite pulverizar una micro neblina directamente en contacto con la zona a tratar: las cavidades nasales, los senos paranasales y todo el árbol pulmonar.

La acción es casi inmediata y no hay biotransformación, lo que permite actuar directa y rápidamente sobre el lugar de la afección. La Aerosolterapia se considera un complemento al tratamiento de las enfermedades respiratorias, y en ocasiones es el único tratamiento posible para los animales que son difíciles de manejar.

Asociado al tratamiento convencional o preventivo, será muy eficaz para combatir la coriza del gato, la gallina, el conejo, la tos de las perreras y muchos otros trastornos respiratorios que pueden afectar a nuestras mascotas.

¿Qué Material se Emplea?

Son unos dispositivos eléctricos denominados «nebulizadores neumáticos». Existen varios modelos, pero el principio es siempre el mismo: un pequeño compresor envía aire comprimido al tanque que contiene la mezcla a propulsar. El aire comprimido también puede ser sustituido por oxígeno para ayudar a los animales con problemas respiratorios.

Algunos modelos son pequeños y fáciles de transportar.

La duración de una sesión oscila entre los 10 y 20 minutos, lo ideal es dejar respirar al animal la bruma que se acumula en la jaula tras la parada del compresor. La frecuencia de uso dependerá de la gravedad de la afección y de la mejoría obtenida, generalmente es de 2 veces al día durante una semana. También es posible seguir un tratamiento regular de una o dos veces por semana, lo cual es interesante en casos crónicos.

Los caballos también se benefician de esta terapia gracias a los diferentes modelos que se ajustan a la nariz del animal. Para los deportistas de alto nivel, tanto en humanos como en equinos, existen nebulizadores que utilizan un compresor cuyo aire simula diferentes altitudes (para hiperoxigenar la sangre), pudiendo alcanzar hasta los 6400 m.

¿Qué Aceites Esenciales elegir?

Para la vía atmosférica, se trabaja con aceites esenciales antibacterianos, antivirales, expectorantes y mucolíticos. Obviamente no deben irritar las mucosas, por lo que se descartan los que contienen fenoles, aldehídos aromáticos o aldehídos terpénicos.

Los aceites esenciales óptimos son los que contienen principalmente alcoholes, óxidos terpénicos y terpenos. El efecto mucolítico será proporcionado por las cetonas y las lactonas, pero dado que éstas tienen efectos nocivos en dosis elevadas, debe asegurarse un porcentaje adecuado.

Los aceites esenciales de Ravintsara, Eucalipto radiata, Abeto balsámico, Pino silvestre, Lavanda, Eucalipto mentolado y Árbol del té son los más adecuados.

Se podría añadir algún aceite esencial con propiedades antiinflamatorias, es decir, que contenga una proporción suficiente de sesquiterpenos reconocidos también antialérgicos, por ejemplo: los aceites esenciales de Abeto balsámico, Ylang-ylang y Tanaceto.

Es ideal mezclar entre 3 y 5 aceites esenciales. Si son demasiados, la actividad de unos puede ser enmascarada o neutralizada por otros, o encontrarse en cantidad insuficiente para ser efectiva.

La proporción de cada a.e. en la mezcla dependerá de los efectos deseados, de la inocuidad o toxicidad de cada uno, así como de los conocimientos y la experiencia de quien los prescribe.

Contraindicaciones e Inconvenientes de la Aerosolterapia

El ruido del compresor y el confinamiento pueden resultar una fuente de estrés para el animal, por lo que es necesario acostumbrarlo gradualmente a esta terapia.

Siempre existe la posibilidad de una reacción alérgica o irritaciones, por lo que es aconsejable supervisar bien al animal al inicio del tratamiento y comenzar con una dosis baja de producto.

Conclusión

La Aerosolterapia de aceites esenciales resulta de gran ayuda, se debe priorizar en el tratamiento de las afecciones respiratorias:

●  Permite la acción directa en las zonas afectadas.
●  Fácil puesta en marcha.
●  Reduce el uso de antibióticos, en cualquier caso ineficaces en caso de enfermedad vírica.
●  Estimula la inmunidad y además es tonificante.

Pero es necesario conocer bien los aceites esenciales para poder utilizarlos sin peligro y aprovechar al máximo sus propiedades.

No es necesario ser aromaterapeuta cualificado para aplicar los aceites esenciales.